Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El momento de reivindicarse

El Villarreal visita al colista tras tres partidos consecutivos sin perder, pero con la necesidad de mejorar su rendimiento sobre el campo para poder atisbar plazas europeas Jonathan reemplazará al lesionado Cani y, detrás, Dorado podría suplir a Víctor Ruiz

Viaja el Villarreal al feudo del colista con sensaciones encontradas, con una mezcla de alivio y de dudas que deben quedar conjuradas esta noche en el Nuevo Arcángel. Los amarillos afrontan su visita al Córdoba de Miroslav Djukic en una inercia que se puede considerar positiva. Al menos, más positiva que la anterior al parón liguero obligado por los compromisos internacionales.

El bloque que dirige Marcelino García Toral alcanza este compromiso tras tres encuentros consecutivos sin perder. El submarino sufrió para empatar ante el Espanyol en Cornellà, se reencontró con el triunfo el pasado fin de semana en casa frente al Getafe y firmó unas insuficientes tablas en la Europa League contra el Borussia Mönchegladbach en el Madrigal. A nivel de resultados, el Villarreal ha detenido una sangría de resultados que le llevaron a perder de forma consecutiva contra Sevilla, Zúrich y Valencia. Además, los cuatro puntos en los dos últimos compromisos ligueros le han permitido al equipo volver a asomarse a Europa.

Pero, sobre el campo, las impresiones no se corresponden con los resultados. El conjunto castellonense ha finalizado los tres compromisos pidiendo la hora, después de mandar en el marcador. Pasó en Barcelona, donde el Espanyol estuvo a un paso de voltear el resultado y sucedió en el Madrigal, el pasado jueves, donde los alemanes igualaron en dos ocasiones al Villarreal y lo pusieron contra las cuerdas al final. Y a punto estuvo de repetirse la historia frente al Getafe, pero la pobreza de recursos de los de Contra impidió la igualada.

Por eso, el duelo ante un Córdoba que todavía no ha sumado un triunf0 tras doce jornadas y que ya ha dejado por el camino a Albert Ferrer se presenta como una reválida. Los amarillos deben dar un golpe de autoridad y demostrar una solvencia mayor sobre el campo a la mostrada en el último mes de competición.

Una vez más lastrado por las lesiones, Marcelino prepara un once que dará continuidad al europeo, pero introduciendo algunas variantes. Sin Cani una vez más, que sufre un esguince en su tobillo izquierdo, además de las ausencias ya conocidas de Jokic, Musacchio, Gio, Moi y Hernán Sanz, Marcelino pondrá a Asenjo en la puerta. La única novedad en la defensa, en comparación con el duelo ante el Borussia, pude ser el cambio de Víctor Ruiz por Dorado. Por lo demás, Mario, Gabriel y Jaume Costa formarán en la retaguardia. Aunque la sombra de la rotación sobrevuela el mediocentro, el técnico apostará una vez más por Bruno y Trigueros en el mediocentro. Mientras, en las bandas, Jonathan Dos Santos aparece como sustituto de Cani en la derecha. Por su parte, Cherysev debería ocupar el carril izquierdo, pero podría tener descanso y dejar su sitio a Espinosa.

El crédito logrado con su tanto ante el Getafe permitiría a Gerard Moreno volver a la punta de ataque. Por atrás, sin Gio, Uche será el hombre que apoye al canterano en la delantera.

Sin Pantic

Los franjiverdes no podrán contar con Aleksander Pantic. La cláusula del miedo impedirá formar al serbio junto a Iñigo López. Iago Bouzón será su sustituto. Además, en el lateral derecho, Djukic recupera a Campadabal que será titular en lugar de Gunino. Aparte de estas variaciones, el técnico cordobés apostará por el mismo once que empató a dos la semana pasada ante el Elche.

Compartir el artículo

stats