Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aeropuerto recibirá vuelos comerciales en tres meses y espera 35.000 viajeros en el primer año

Sólo prevé avionetas privadas en las primeras semanas y no descarta algún chárter antes de la temporada turística, que arranca a final de marzo

A las 13:30 horas de ayer tomó tierra en el aeropuerto de Castelló un helicóptero tripulado por dos jubilados, Joaquín y José Luis, que compartieron el honor de estrenar la infraestructura poco después de su entrada en funcionamiento. El de ayer fue un día histórico para Castelló, que dejó de ser la única provincia del arco mediterráneo sin conexión aérea.

En una visita guiada con medios de comunicación, el presidente y director general de la base, Alain Russel, dio algunos detalles sobre el futuro inmediato del aeropuerto tras lograr la certificación y el permiso de apertura. El arranque ha sido de mínimos, ya que en las próximas semanas la base funcionará como un aeródromo de aviación general en el que sólo se espera la llegada de vuelos privados. Russel especuló con el aterrizaje de algún pequeño aeroplano antes de que acabe la semana, pero los dos jubilados a bordo del helicóptero se adelantaron.

Será a finales de marzo cuando comiencen los vuelos comerciales, coincidiendo con la campaña de Semana Santa, que tendrá continuidad en la de verano. En fechas previas, no se descarta la llegada de vuelos chárter, como los del Villarreal C.F.

La previsiones del gestor, el grupo canadiense SNC-Lavalin, son modestas para el primer año de vida del aeropuerto, en el que prevé 35.000 pasajeros. De cumplirse, la instalación de Castelló se situaría al nivel de aeropuertos menores, como el de León. En 2016 prevé superar los 100.000 pasajeros y en 2017 los 200.000. Al cabo de diez años, el objetivo es llegar a un millón para superar los 1,2 millones de viajeros en el año 15 de la concesión. Sería entonces cuando Lavalin obtendría beneficios y pagaría un canon a la Generalitat. En concreto abonará 1,2 millones de euros, más un euro por cada pasajero que exceda de 1,2 millones. Por su parte, la Generalitat va a aportar a Lavalin 24 millones de euros en los próximos nueve años.

Conexiones con Europa

El director general, Alain Russel, tampoco quiso ayer desvelar las compañías que operarán en el aeropuerto de Castelló, aunque destacó que hay negociaciones con varias aerolíneas. Señaló que las principales rutas serán con el norte de Europa y citó países como Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda o Rusia. Respecto al perfil del turista que utilizará la infraestructura, apuntó que «un aeropuerto no crea mercado, sino que está al servicio del mercado, por lo que tendremos los mismos turistas que hay ahora pero en mayor número».

El aeropuerto inicia su andadura con una plantilla de 27 personas, que se ampliará a 50 cuando empiecen a llegar los vuelos comerciales. Para la mayoría de servicios, Lavalin ha recurrido a empresas externas. La concesionaria sigue pendiente de contratar a un director general para Castelló, cargo que ocupa en funciones Alain Russel. El directivo francés admitió que las personas que cumplen el perfil que busca la empresa «estaban esperando a la apertura» de la instalación; una vez se ha logrado, Lavalin confía en la incorporación de un director general a lo largo de 2015.

La terminal va a permanecer abierta de miércoles a domingo de 10.00 a 18.00 horas, aunque Lavalin se muestra flexible y variará las condiciones si las compañías lo solicitan, lo que requeriría dos meses para modificar y adaptar la certificación.

Por otra parte, Russel detalló que la concesionaria ya ha recibido dos millones de euros de los 24 millones de subvención que recibirá de la Generalitat. En el capítulo de inversiones, anunció que el carburante se ha contratado con BP, con un contenedor de 25.000 litros, cuya capacidad podría multiplicarse por cuatro, «lo que nos permitirá trabajar de manera muy rápida». Paralelamente, se está trabajando en la construcción de una estación de carburante que estará en el propio aeropuerto, «pero esto es un procedimiento más largo, sobre todo desde el punto de vista de los certificados».

Dos décadas de proyecto

La apertura al tráfico del aeropuerto culmina un tortuoso camino de dos décadas de proyecto, con hitos como la rocambolesca inauguración de marzo de 2011 sin que la instalación tuviera los permisos. El éxito del aeropuerto dependerá de la capacidad de Lavalin para captar vuelos en los 20 años que dura su contrato de concesión. La firma canadiense tiene amplia experiencia, ya que gestiona 16 aeropuertos en Francia y el de Malta.

Compartir el artículo

stats