Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La justicia constriñe las tascas de Castelló y limita hasta las diez de la noche la venta de alcohol en la calle

Una resolución del contencioso reduce en una hora el suministro de bebidas en el exterior de Barracas e Isaac Peral y salva de esta restricción a las terrazas de la plaza Santa Clara

La justicia constriñe las tascas de Castelló y limita hasta las diez de la noche la venta de alcohol en la calle

La justicia constriñe las tascas de Castelló y limita hasta las diez de la noche la venta de alcohol en la calle

Una nueva resolución judicial constriñe el modelo tradicional de las tascas de Castelló y limita hasta las diez de la noche el consumo de bebidas alcohólicas en las calles de Isaac Peral y Barracas, una hora antes que el horario actual. El juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Castelló insta al ayuntamiento a ordenar a los locales de las dos vías que cesen la venta de alcohol en la vía publica de 22.00 a 07.00 horas. Se salvan las terrazas de la plaza Santa Clara, que podrán seguir hasta las 23.00 horas. Los bares advierten que esta orden pone en peligro la supervivencia de la zona y alertan de la posible pérdida de puestos de trabajo, mientras la plataforma vecinal de Sense Soroll -precursora del recurso-subraya que «es un rayo de esperanza para acabar con la gente bebiendo en la calle».

Este proceso es consecuencia de una sentencia de febrero de 2014 del Tribunal Superior de Justicia, que prohibió la ingesta de alcohol a partir de las 22.00 horas en las inmediaciones de los establecimientos de las tascas que adolecen de mesas y sillas, de acuerdo con la ley valenciana de drogodependencia. La magistrada desestima las alegaciones y las medidas correctoras presentadas por el consistorio y considera que no ha procedido a «controlar y velar por el cumplimiento» de la normativa autonómica. Esgrime que las propuestas planteadas por el ayuntamiento-colocación de veladores e inspección de la Policía Local- son insuficientes para ejecutar el fallo del TSJ.

El ejecutivo local entendió que con la existencia de veladores -mesas en alto sin sillas- se materializaba la citada sentencia, ya que ésta señalaba que la ley sólo permite servir en el exterior a partir de las diez de la noche si hay veladores o terrazas. Sin embargo, el nuevo acuerdo judicial rechaza también la opción de los veladores y reitera la prohibición de servir alcohol a partir de las diez de la noche. Según fuentes jurídicas, el contencioso administrativo ha desechado esta alternativa porque otra sentencia anterior imposibilitó la instalación de mesas en alto en Barracas e Isaac Peral por contravenir la ZAS.

La última decisión judicial ha causado un hondo malestar entre los dueños de los locales. «Afecta a la hora punta. Yo me estoy planteando cerrar el establecimiento», lamentaba un propietario.

El concejal de Sostenibilidad, Gonzalo Romero, ha convocado hoy a una reunión a los responsables de las tascas para analizar la situación. Tiene la posibilidad de presentar un recurso de apelación en un plazo de quince días. Romero afirmó ayer que los servicios jurídicos analizan la documentación.

Es la segunda restricción que registra las tascas tras la ZAS, que ya redujo la ingesta de alcohol en la calle a las 23.00 horas, entre otras medidas. El horario se reduce ahora una hora más, aunque la singularidad de las tascas -consumo en el exterior- ha sido avalada por el Tribunal Supremo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats