Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Borriana corona a Don Bosco

La carroza elaborada por la falla se proclama vencedora de la Cabalgata del Ninot Infantil

Un año más los niños y niñas de Borriana tomaron las calles de la localidad para iniciar de forma oficial las celebraciones falleras y mostrar sus disfraces en la edición 2015 de la Cabalgata del Ninot Infantil. Tras el triunfo de la falla La Mota en la cabalgata de los adultos, celebrada el sábado por la noche, en esta ocasión fue la comisión de la Falla Don Bosco la que se alzó con el preciado banderín.

El segundo premio fue para la falla Club 53 que también ganó el Millor Ninot, aunque lo que más destacó fue la imaginación y la ternura de todos los niños de las comisiones que desfilaron por el recorrido que comenzaba en la Plaza Generalitat, continuaba por l'Escorredor y pasaba por el Raval hasta acabar en El Pla.

Emoción

La cabalgata contó con la presencia de la Reina Fallera Infantil de Burriana, Carmen Domenech que fue la encargada de entregar los premios a las distintas comisiones galardonadas. Junto a ella su corte de Honor también disfrutó des de el palco de las autoridades de un desfile que despertó la ternura de todos los borrianenses que abarrotaron las aceras de las calles del recorrido. Nuevamente las temáticas infantiles fueron las reinas de la Cabalgata. Princesas, seres del bosque, personajes de videojuegos, duendes o hadas.

Incluso la representación de una feria completa en la que no faltaron atracciones como los clásicos coches de choque, el tren de la bruja o el tiovivo, que estuvieron desfilando por el centro de la población ante el aplauso de las numerosas personas que se concentraron a lo largo de todo el recorrido para disfrutar de la cabalgata y aplaudir los disfraces de los participantes. La ácida crítica satírica de la noche anterior dio paso así a la ternura de los más pequeños. Algo que también demostró que la cantera fallera de Burriana está muy viva, aunque en el acto disfrutaron tanto los niños como los papás, que no paraban de hacer fotos para inmortalizar a los más pequeños en una jornada tan especial.

Compartir el artículo

stats