Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Martínez no optará a la alcaldía de Vall d'Alba tras ser procesado por la depuradora de Borriol

El primer edil justifica su retirada en la necesidad de dejar paso a nuevas generaciones y avala a Marta Barrachina ante la dirección provincial del PP

Martínez junto a su relevo en la candidatura, Marta Barrachina.

Martínez junto a su relevo en la candidatura, Marta Barrachina. Levante-EMV

El alcalde de Vall d'Alba, Francisco Martínez, se autoexcluyó ayer de la carrera por ocupar de nuevo el puesto de salida en la candidatura popular en las próxima elecciones sin que haya tenido que mediar, al menos públicamente, la dirección del partido, aunque las presiones se suponen desde el mismo momento que se conoció su procesamiento por el caso de la depuradora de Borriol.

Cabe recordar que se a Martínez se le imputaron los presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas tras el auto de procedimiento abreviado dictado por el juzgado número 2 de Castelló. En la misma tesitura se verán junto a él, el exalcalde de Borriol, Adelino Santamaría y los hijos de Martínez, Andrea y Francisco.

De este extremo ayer, sin embargo, nada se decía en el comunicado oficial que difundió la agrupación local del Partido Popular en Vall d'Alba y en el que se anunciaba la intención de Martínez de no repetir como candidato. Las justificaciones de Martínez se basaban principalmente, en la necesidad de dedicar más tiempo a la familia después de 24 años «de servicio a los valldalbenses y a los castellonenses» y en dejar paso «a otras personas para que trabajen al servicio de los vecinos» aunque ni una palabra de los procesos judiciales abiertos. «Es el momento de volver a dedicar tiempo a mi familia, tras muchos años sacrificando mi vida personal por mis tareas y responsabilidades políticas», aseguraba en el comunicado.

De hecho, desde la dirección provincial del partido se había evitado intervenir ya que, según aseguraron en su día, todavía no tenían «confirmación» de la transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado, paso previo a la apertura de juicio oral. Ello no esconde una alta dosis de satisfacción en la dirección del partido, donde temían que Martínez pudiera enrocarse en un feudo que siempre se le ha mostrado fiel. Finalmente, Martínez ha mostrado un compromiso con su partido que ha sorprendido a sus correligionarios.

Joven, pero con experiencia

El relevo de Martínez, tal y como se anunciaba en el comunicado, será la actual teniente alcalde Marta Barrachina, nombramiento que ya se ha propuesto a la dirección provincial y que cuenta con el aval del comité electoral local y del propio alcalde que ayer loaba las virtudes de la concejala para conseguir renovar la mayoría absoluta del PP en el municipio. «Es una persona joven, pero con una dilatada experiencia en la gestión municipal y en la realidad social y económica de Vall d'Alba, ya que lleva trabajando a mi lado desde hace tres legislaturas, por lo que es la persona idónea para seguir al frente del consistorio», aseguraba el primer edil que prometía seguir trabajando hasta el fin del mandato «por y para los valldalbenses».

Barrachina tiene 32 años y es concejala desde 2003. Ha ocupado las carteras de Cultura, Juventud y, en este último mandato en el ayuntamiento, es tercera teniente de alcalde.

Martínez dejará así la primera línea política a partir del 25 de mayo pero aún deberá rendir cuentas en los juzgados por las negociaciones de la depuradora mientras la Fiscalía mantiene abierta una segunda investigación para establecer la relación de las empresas de Martínez en la actividad urbanística desarrollada en la población en los últimos años.

Compartir el artículo

stats