El ciclista polaco Michal Kwiatkowski (Etixx Quick Step), actual campeón del mundo de fondo en carretera, fue el más rápido en el prólogo de la prueba francesa París-Niza y se convierte en el primer líder de la carrera. Kwiatkowski invirtió en los primeros 6,7 kilómetros siete minutos y 40 segundos, el mismo tiempo que empleó el actual plusmarquista de la hora, el australiano Rohan Dennis (BMC), pero por 32 centésimas fue relegado a un segundo puesto. El comienzo de la denominada carrera del sol arrancó en Maurepas, con un trazado corto, pero exigente, en el que los grandes especialistas en esta modalidad, como el alemán Tony Martin, compañero del ganador, tuvo que conformarse con el tercer puesto, a siete segundos, y el británico Bradley Wiggins marcó el duodécimo mejor puesto, a quince segundos. Entre las revelaciones de los primeros kilómetros de la prueba mención especial para el español Luis León Sánchez (Sky), que marcó el cuarto mejor registro, a diez segundos del flamante ganador, que dosificó perfectamente sus fuerzas, con una arrancada suave y un final explosivo. Está claro que los corredores del Etixx están en un momento de gracia, pues el sábado, el checo Zdenek Stybar se impuso en la clásica italiana Strade Bianche, la clásica blanca debido al polvo que tienen que soportar los corredores.