Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran noche de Alejandra Guardino

La reina fallera de Borriana vivió ayer su pleitesía en puertas de la semana grande

Si el martes era Carmen Doménech la protagonista de una tarde muy especial en el teatro Payá, en la noche de ayer, fue el turno de que Alejandra Guardino recibiera el homenaje de todo el mundo fallero al que representa durante todo 2015. A las 22.00 se celebró en este recinto el acto de pleitesía mediante el cual, las distintas comisiones de la ciudad muestran con sus versos todo el cariño y admiración que sienten por su reina.

Como es habitual, la noche comenzó en la plaza Mayor, donde las cortes de honor y las falleras mayores de las 19 fallas del municipio se reunieron para desfilar con todo el colorido hasta el remodelado teatro. Una vez dentro, Alejandra y sus damas ocuparon el escenario, engalanado con una decoración en tonos azules y donde tenían preparados sus tronos. En las primeras filas del patio de butacas se encontraban las representantes de todas y cada una de las 19 comisiones de Borriana.

A las 22.00 horas se abrieron las puertas del teatro donde ya se agolpaba una multitud de borrianenses. En una ciudad que ya comienza a respirar el aroma de la pólvora y que comienza a escuchar la música de fiesta todos quieren unirse a las celebraciones.

Con el patio de butacas y el anfiteatro llenos comenzó el acto en el que, una por una, las fallas fueron recitando las palabras que, en verso o en prosa, habían preparado para rendir pleitesía a una reina que escuchaba emocionada a todos los participantes. Un año más, los falleros de Borriana demostraron el arte del que pueden hacer gala en el uso de la palabra y una vez tras otra se tenían que interrumpir por los aplausos.

En una noche llena de sorpresas, también las representantes de la corte de honor quisieron demostrar el cariño que tienen por su reina, así como la complicidad y la amistad que se crea entre estas once chicas durante todo el ejercicio fallero. Para cerrar el acto fue Carmen, la reina fallera infantil, la que tomó la palabra para agradecer todo el apoyo que está recibiendo de su compañera mayor. En una intervención en la que destacó la belleza y la sencillez de su reina, ambas acabaron emocionadas y fundidas en un abrazo.

Fue el colofón a dos jornadas de emociones fuertes que han servido para tener ya todo a punto de cara a una semana que arranca el domingo, cuando se celebrará la «plantà», acto que siempre da inicio a la semana grande de las fiestas josefinas para el que toda la ciudad se engalana y que los vecinos esperan con ilusión.

Compartir el artículo

stats