Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Madrigal quiere golpear primero

La única opción del Villarreal de pasar a cuartos es dejar herido al campeón de la Liga Europa en casa Las dudas por lesión en defensa y en la medular impiden a Marcelino dar la convocatoria

El Madrigal quiere golpear primero

El Madrigal quiere golpear primero

El Villarreal se mide al Sevilla en el que para muchos podría ser la final de la Liga Europa. El bombo quiso que este enfrentamiento se adelantara a octavos y al submarino no le queda otra que dar el 120% , una vez más, para intentar alcanzar esa final que se le resistió en Copa del Rey. No es el favorito. No lo puede ser ante el actual campeón de la competición. En Liga la igualdad es manifiesta. Quintos los hispalenses, sextos los castellonenses con tan solo un punto de diferencia. Pero en una eliminatoria a doble partido, y con la vuelta en el siempre complicado Sánchez Pizjuán, Marcelino sabe que cualquier opción pasa por dejar herido al conjunto de Unai Emery hoy en casa.

Ahí es donde toma la palabra la grada. Lo único que puede declinar la balanza de lado amarillo es la presión del público, atento sobre los jugadores sevillistas como sobre el árbitro, pues el Sevilla mantendrá su táctica de intentar parar el juego continuamente.

Mantener la portería a cero sería la mejor forma de dar estoque a un Sevilla que a domicilio se muestra inseguro en defensa, con una media de dos goles encajados por partido. Por contra el Villarreal no sabe lo que es acabar un partido sin marcar, sólo llego de vacío una vez en las tres competiciones, el mes pasado en Vallecas. Una eficacia que se multiplica en la competición continental, convirtiéndose en el equipo más goleador de los que quedan en la competición, con 20 goles anotados en sus ocho partidos desde el inicio de la fase de grupos.

Los culpables de ese ansia anotadora son Luciano Vietto, pichichi amarillo en Liga y Gerard Moreno, pichichi en Europa League. Sin duda sería una buena dupla para poner en aprietos a la endeble zaga sevillista esta noche, sin embargo, Marcelino nunca ha optado por emparejar de inicio a estos dos futbolistas, de poco más de 21 años cada auno, y probablemente prefiera optar de nuevo por la experiencia de Uche junto al argentino, ya que Gio es duda tras retirarse ante el Celta con molestias.

Esa eficacia arriba, se completa con una buena defensa. En casa los amarillos se han mantenido firmes. En Liga todos sus partidos desde noviembre se cuentan por victorias. En Europa League, no pierden desde el 0-1 ante el Salzburgo cosechado en la Fase de Grupos de 2009.

Sin embargo, es en defensa donde Marcelino tiene más problemas. A la baja segura de Eric Bailly se unen las molestias musculares de Dorado y de Víctor Ruiz, dejando a Musacchio como único central al cien por cien. A ello se une los problemas en el pivote defensivo con la baja por lesión de Bruno y de Pina por sanción. Además, a última hora de ayer se conoció que Jonathan Dos santos también tiene molestias y no se ha ejercitado con normalidad. Solo Trigueros, queda como intocable en la medular.

Un mar de dudas que ha impedido a Marcelino facilitar la convocatoria y será hoy cuando se conozca quien se pondrá delante del Sevilla. La magnitud del encuentro hace presagiar que los jugadores forzaran y el técnico podrá alinear a su once de gala, con la única salvedad de colocar a Jonathan de pivote y a Moi o Cheryshev a banda cambiada.

Un rival reforzado

Enfrente tendrá a un Sevilla que llega en un buen momento. Los de Emery llegan a El Madrigal con el refuerzo moral de dos victorias consecutivas fuera de su estadio que han cortado una racha de cinco derrotas seguidas y con un gran valedor en la figura de Vitolo que ha anotado sendos dobletes para guiar a su equipo a sendas victorias de amplio refuerzo anímico. Con la baja de Beto, las principal novedad es el regreso de Carriço.

Compartir el artículo

stats