Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pallardó urge dos plazas de inspector de policía en Borriana ante su marcha

Agentes del cuerpo muestran su malestar y acusan a la edila de querer «colocar a sus amigos»

La concejala de Policía en el Ayuntamiento de Borriana, Esther Pallardó, ha iniciado la cuenta atrás de su vida política pero parece que su gestión aviva la polémica hasta el último de sus días. A escaso un mes de la celebración de los comicios municipales y autonómicos, la edila urge cubrir dos plazas de inspector de Policía Local cuyo examen se prevé convocar el 19 de mayo, cinco días antes de las elecciones.

Esta circunstancia ha levantado las críticas de una parte de la plantilla de la policía que acusa a la edila de querer «colocar a sus amigos» antes de irse. Cabe recordar que el PP ha echado a Pallardó del partido y ya no ha contado con ella para la confección de las listas.

Según se publicó en el Diario Oficial de la Provincia (BOP) el pasado sábado 25 de abril, el ayuntamiento ha convocado el procedimiento de selección para la provisión de dos plazas de inspector del cuerpo de la Policía Local, una mediante el procedimiento de promoción interna y otra por turno libre. Asimismo, se designa a los miembros del tribunal calificador y se fija la fecha de examen.

Según explicaron algunos de los agentes críticos con esta situación, las plazas se crearon, una en 2002 y otra en 2007 y, desde entonces, están cubiertas por dos oficiales que accedieron a la misma por adscripción provisional y concurso de méritos, respectivamente.

Es por ello que, después de más de diez años, en un caso, y siete en el otro, «no se entiende tanta premura en cubrir las plazas en propiedad». Además, destacan que, en el caso de que se las plazas se hubieran convocado en su día «en tiempo y forma» podrían haber sido las dos de promoción interna. «Lo que han hecho es juntar las dos plazas, lo que obliga a que una de ellas sea por turno libre», explican.

La convocatoria ha sida recurrida ante el Ayuntamiento de Borriana alegando que la provisión en propiedad de las dos plazas «no ha sido objeto de negociación con los representantes sindicales» y que el consistorio «desde la aprobación de una de la plaza en 2002 ha incumplido sistemáticamente la obligación de ejecutar la plaza de inspector».

Reacción

Esta situación también ha suscitado reacciones desde la oposición. La concejala de Cibur, Mariola Aguilera, ha manifestado su oposición a que se convoque con tanta premura y, además, ha asegurado que el tribunal está formado por «amigos de confianza» de Pallardó. Por último, algunos de los afectados ya se plantean recurrir.

Compartir el artículo

stats