Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Onda abre el museo a los invidentes

El director del espacio cultural de Ciencias Naturales abre las vitrinas tras adecuar un aula especial para las personas con discapacidad visual

Onda abre el museo a los invidentes

Los invidentes también disfrutarán con los animales del Museu de Ciencias Naturales de Onda. El director de este espacio cultural, Joan Llidó, informó ayer que, tras adecuar un espacio donde las personas con discapacidad visual pudieran tocar algunas piezas, ahora también ofrece la posibilidad de acceder a las vitrinas para conocer algún ejemplar en particular. El propósito del Museo del Carmen es que las personas con discapacidad visual puedan hacerse una idea exacta, a través del tacto, de la realidad de los animales, así como de las diferentes exposiciones que albergan estas instalaciones, como la de aparatos de radios que, actualmente, ocupa el espacio de la biblioteca, según explicaron ayer fuentes del museo.

Tal como apuntó el director, «la iniciativa está orientada, principalmente, hacia personas con dificultades visuales y sensitivas a las cuales se les ha venido permitiendo el contacto directo con los animales e incluso se les ha facilitado la posibilidad de entrar dentro de algunas vitrinas para que se hicieran una idea concreta de las diferentes especies, algo que ha sido muy bien recibido por el colectivo de invidentes».

En el espacio especial, habilitado ya hace unos años, se ubican, por ejemplo, un búfalo y una cabra, pero «si alguien tiene especial interés en el tigre o en cualquier otro animal, se le abre sin problemas», afirmó Llidó. De hecho, según comentó el director, «ya han sido numerosas las personas que han podido disfrutar de esta posibilidad que ofrece el museo y del interés en general mostrado por aquellas personas que lo visitan».

Recientemente se recibió la visita de alguna persona invidente muy interesada por el conocimiento de los aparatos de radio expuestos en la biblioteca del museo, quien disfrutó con el contacto directo y conoció la evolución de los aparatos de radio a través de la visita en la que se la permitió su conocimiento a través del tacto.

La integración y adaptación del museo a todos los colectivos sociales ha sido la tónica de la dirección del centro desde hace más de tres años y tras la instalación de un ascensor que posibilitara a personas con dificultades motrices el acceso a las diferentes plantas, se optó por habilitar este espacio, todo ello con la finalidad de que nadie, por los motivos que fuera, deje de poder visitar el Museo del Carmen.

Compartir el artículo

stats