Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L'Alcora solicita la declaración de l'Albà como Bien de Relevancia Local

La solicitud contará con un dosier informativo elaborado y documentado por el cronista oficial de la localidad José Manuel Puchol

L'Alcora solicita la declaración de l'Albà como Bien de Relevancia Local

L'Alcora solicita la declaración de l'Albà como Bien de Relevancia Local

El pleno del Ayuntamiento de l'Alcora aprobó ayer, a instancia del equipo de gobierno, una moción institucional para solicitar a la Conselleria de Cultura la declaración de l'Albà de l'Alcora como Bien de Relevancia Local.

A la solicitud, además del acuerdo plenario, se adjuntará un completo dosier informativo elaborado y documentado minuciosamente por el Cronista Oficial de la Villa, José Manuel Puchol, donde se resalta el interés, la singularidad e importancia de la tradicional Albà.

En el mismo se expone que «l'Albà de l'Alcora es el elemento definitorio por excelencia del folklore alcorino más puro. De origen popular, cuenta con una antigüedad digna de elogio, siendo el año 1645, mitad del s. XVII, la fecha más antigua que tenemos de su existencia».

Asimismo, se destaca que «constituye una preciosa manifestación cultural con un ritmo musical muy peculiar, una síntesis musical compleja, mezcla de jota aragonesa y alba valenciana».En la actualidad, se cantan en ocasiones determinadas y en las fiestas de Navidad a la Madre de Dios y a la primera autoridad local. Sin embargo, antiguamente existía la costumbre de cantar a las solteras (Nochebuena), a las casadas (Nochevieja) y a las viudas (Reyes).

Si bien es cierto que el canto de l'Albà al alcalde y autoridades viene desde tiempos inmemorables, la versión/variedad dedicada a la Madre de Dios arrancó a mitad del siglo XIX, convirtiéndose en la más aceptada y popular de todas. Se trata de la celebración más importante del ciclo festivo de invierno.

Se interpreta en Nochebuena, después de la Misa del Gallo, para enaltecer la maternidad de María, solemnizando el nacimiento de Jesús en el interior de la iglesia parroquial de la Asunción, en el presbiterio, enfrente del público presente. Cada año se interpretan nuevos textos realizados por el poeta local correspondiente.

Después de entonar l'albà dedicada a la Virgen, la gente se traslada a la residencia del alcalde para cantarle la correspondiente a la autoridad, cuyo texto refleja, con cierta ironía, las mejoras, trato o errores del devenir actual del cargo.

Cabe resaltar la gran labor del Col.lectiu pro Defensa de l'Albà, garantía de la continuidad de tan importante tradición, quien convoca cada año el concurso «d'albaes».

Compartir el artículo

stats