Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consorci del Millars aprueba un presupuesto de 270.000 euros para el 2016

Vila-real preside la primera Junta de Gobierno En los próximos días se limpiarán las cañas de la zona más próxima al pantano de Santa Quitèria

El Consorci del Millars aprueba un presupuesto de 270.000 euros para el 2016

El Consorci del Millars aprueba un presupuesto de 270.000 euros para el 2016

La Junta Directiva del Consorci del Millars celebró ayer su primera Junta de Gobierno en Vila-real, después de que el pasado mes de octubre se cediera la presidencia de turno al alcalde, José Benlloch, quien encabezó la reunión, en la que también participaron la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, así como los concejales de Medio Ambiente de los tres municipios que forman parte del ente y representantes de la Diputación de Castelló y de la Generalitat Valenciana.

El encuentro ha servido para dar luz verde al presupuesto para 2016, que se mantiene en 270.000 euros, con la aportación de 90.000 euros por parte de la Diputación y de 60.000 euros por cada municipio miembro. «Ha sido una reunión muy fructífera entre todas las administraciones, que pone de relieve que juntos podemos encarar proyectos comunes muy interesantes para impulsar este paraje protegido tan importante que tenemos, un pulmón verde único que es fuente de vida para la zona y que ofrece muchas oportunidades de futuro», explicó el presidente.

Asimismo, Benlloch incidió en «el esfuerzo realizado en los últimos años para mejorar y potenciar este espacio natural», donde se han impulsado «importantes actuaciones centradas en la eliminación de cañas y plantas invasoras no autóctonas, que no solo invisibilizaban nuestro patrimonio natural, sino que suponían un auténtico peligro ante episodios de fuertes lluvias y riadas».

En la misma línea, el presidente del Consorcio anunció que en los próximos días se trabajará en la limpieza de cañas de la zona más próxima al pantano de Santa Quitèria del término de Vila-real con un doble objetivo «evitar la acumulación de suciedad y ganar una visión más amplia del río» y también «facilitar la realización de algunos deportes náuticos compatibles, como el piragüismo».

Uno de los retos que se plantea Benlloch durante su mandato es conseguir ampliar el presupuesto para realizar actuaciones en la línea de mejora ya iniciada. «En los últimos años se han impulsado medidas muy útiles, claras y eficientes, de tal manera que el río no es lo que era», explica. «El Consorcio ha supuesto un elemento de impacto tremendamente positivo sobre el paraje, porque la gestión desde la proximidad y desde el conocimiento del día a día del espacio es muy importante», añadió el primer edil vila-realense.

Compartir el artículo

stats