La nueva política del Gobierno municipal de ampliar de tres a cinco las firmas invitadas en los procesos de licitación de obras menores ha permitido rebajar una media de un 15 % los presupuestos de adjudicación de las ocho reformas en colegios asignadas a las inversiones financieras sostenibles. Los ocho proyectos de reforma y mejora en colegios se habían licitado por 175.767,60 y se han acabado adjudicando por 150.388,31, según señala el consistorio de Castelló por medio de un comunicado.

El concejal de Ordenación del Territorio, Rafa Simó, aseguró que este ahorro «en las adjudicaciones gracias a las propuestas a la baja presentadas por las empresas invitadas en estos concursos de obras menores avala la propuesta del gobierno municipal de incrementar la competencia». Además, incidió en que «pasando de tres a cinco las empresas a las que se conmina a participar se ha demostrado que se logra una mejora de los precios finales de adjudicación».

Proyectos

Los proyectos sufragados con las inversiones financieras sostenibles incluyen la pavimentación del patio de acceso al bloque de Primaria del colegio Manel Garcia i Grau, adjudicada por 19.870 euros a la empresa Urgacen Viena 25 SL; la memoria técnica de adecuación de la instalación eléctrica del Herrero, por 18.899,28 euros a Telecso; la reforma de aseos en planta baja, reforma de vallado, puerta, rampa de acceso y reforma de la casa del conserje y patio anexo del colegio San Agustín y la reforma de aseos e instalación de uno adaptado en el Antonio Armelles por 22.245,77 euros que ejecutará Menguilló.

También se ha adjudicado la memoria de la reparación del pavimento del patio del Gaetà Huguet por 18. 244,60 euros a Pavasal; el proyecto de asfaltado de la zona de acceso y aparcamiento al Guitarrista Tárrega por 9.506,36 euros a Jujosa; la remodelación de aseos de infantil en el colegio Fadrell por 15.384,99 euros a Plamel-Mepla y la memoria de sustitución de persianas en el colegio Juan Sebastián Elcano por 18.597,94 euros y adjudicada a Jardincas.

El concejal de Educación, Enric Porcar, mostró su satisfacción por la adjudicación de estas obras y explicó que el «propósito que persigue este Gobierno municipal es dignificar el estado de los colegios públicos porque una de las prioridades de nuestro programa de gobierno es la apuesta por una educación pública y de calidad». Por su parte, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco destacó la apuesta del equipo de gobierno por la escuela pública. «Una apuesta que se concreta en medidas como este plan de mejora de infraestructuras educativas, la participación en el programa XarxaLlibres con más de 600.000 euros o la adhesión a la red de ciudades educadoras».