Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El santuario del halcón de Eleonor

Esta rapaz ha retrasado su periodo de cría para hacerlo coincidir con la época de paso de aves migratorias

El santuario del halcón de Eleonor

El santuario del halcón de Eleonor

El halcón de Eleonor, catalogado como especie vulnerable, resiste en las islas Columbretes, donde se asienta la única colonia de la Comunitat Valenciana. El último recuento realizado por el personal de la reserva marina constata la presencia de 54 parejas de esta pequeña y singular rapaz.

La población de halcones en el archipiélago permanece estable, con ligeras oscilaciones. A mediados de los 80, apenas quedaban 16 parejas nidificantes de esta especie, que ha remontado el vuelo en los últimos años hasta superar el medio centenar, gracias en buena medida al programa de seguimiento y conservación desarrollado por la Conselleria de Medio Ambiente. El techo de parejas reproductoras se alcanzó en 2010, cuando se contabilizaron 61 .

El portavoz de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) en la Comunitat Valenciana, Mario Giménez, destaca que el halcón de Eleonor «es una curiosidad en sí mismo» por su hábitat marino. Está ligado al Mediterráneo y anida en islas y zonas de acantilados de difícil acceso. El ornitólogo reseña también la peculiaridad biológica de esta rapaz, que ha retrasado su ciclo de cría para hacerlo coincidir con la época de paso de aves migratorias. «Es un caso singular. La mayoría de rapaces crían a finales de invierno o principios de primavera. Pero los huevos del halcón de Eleonor eclosionan en septiembre, coincidiendo con el paso de aves migratorias rumbo a África. De esta forma, tiene garantizado alimento para sacar adelante a los polluelos», señala Giménez.

Viaje a Madagascar

Una vez terminada la cría, hacia finales de octubre, los halcones de Columbretes emprenden también un viaje migratorio que les llevará hasta África oriental y Madagascar, regresando posteriormente a sus cuarteles de cría en mayo y junio.

Los insectos son parte fundamental de la dieta del halcón de Eleonor. Pese a ser una rapaz marina, recorre largas distancias tierra adentro en busca de alimento cuando no puede encontrar aves viajeras. «Ello explica su presencia, a finales de junio, en la laguna de Talayuelas, en la provincia de Cuenca, donde hay abundancia de escarabajos sanjuaneros en esa época del año», señala el ornitólogo.

El representante de la asociación conservacionista recalca que la colonia de halcón de Eleonor en Columbretes goza de buena salud y ha alcanzado su máximo de ocupación en el archipiélago. Ve improbable su expansión a otros puntos del litoral castellonense, debido a la escasez de zonas vírgenes en que anidar.

Compartir el artículo

stats