Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Blasco prefiere guardar silencio

El exconsejero delegado del Castellón se acoge al derecho a no declarar y recibe la notificación de la fianza de 7,1 millones de euros

La esperada comparecencia en los juzgados del que fuese consejero delegado del Castellón, Antonio Blasco, se saldó con la negativa de éste a declarar. El imputado en el caso Castellnou, que investiga las irregularidades en la gestión del club por parte de los antiguos propietarios de la entidad, se acogió a su derecho a no responder las preguntas de la acusación y sólo lo habló para ratificar la declaración realizada en su primera citación, que tuvo lugar el 5 de noviembre de 2013. Lo único para lo que sirvió su comparecencia en la Ciudad de la Justicia de Castelló fue para que se le notificase personalmente la fianza de 7,1 millones de euros que el Juzgado de Instrucción nº2 le impuso el pasado mes de julio «para cubrir sus responsabilidades civiles».

En el auto en el que se dictó la fianza, se explicaba que una vez se requería este dinero que forma personal, el plazo era de tres días para que se prestasen «en cualquiera de las clases admitidas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal...». Pero parece que no habrá medidas legales sobre Blasco, si no ingresa esta fianza, ya que según explicó su abogado Ferran Olucha, «está recurrido por todo el mundo y a la espera de ver si se ratifica o no. Tampoco tiene demasiada importancia. Es una medida cautelar que no va más allá».

Aunque Blasco rehusó hacer declaraciones, tras su comparecencia ante la jueza María Victoria Alós, Olucha explicó que «se ha acogido a su derecho a no declarar, excepto para ratificar la declaración que hizo en su día. No veíamos el motivo de una nueva declaración. Ahora habrá que esperar a que se presenten las pruebas por parte de la acusación y esperar que se resuelva algún recurso». Hace tres años, el exconsejero delegado del Castellóndeclaró que se había manipulado la contabilidad del club, e incluso aseguró que se había falsificado su firma en las cuentas.

Además, Antonio Blasco, en su declaración de 2013, señaló que la situación del club se debía a la «crisis inmobiliaria y general». También se vio obligado a explicar por qué el club había descendido a Tercera División por impagos. Entocnes aseguró que había puesto de su bolsillo «50.000 o 90.000 euros para que el equipo siguiera en Segunda División B».

Declaración de Alfonso García

La semana de comparecencias se cierra hoy con la declaración de Alfonso García Gabarrón, presidente y dueño del Almería. A partir de las 11.00, deberá responder a las preguntas sobre la compraventa de Leo Ulloa. Además, tras aplazar sus citaciones, José Manuel García Osuna deberá prestar declaración el 24 de enero y Jesús Jiménez, el 15 de febrero.

Compartir el artículo

stats