Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reválida para espantar las dudas

El Villarreal, tras las flojas actuaciones ante el Athletic y el Zúrich, está obligado a ganar al Alavés para recuperar confianza y sensaciones

Sin apenas tiempo de descanso y atenazado por las dudas sembradas tras sus dos últimas actuaciones, el Villarreal afronta una nueva reválida este mediodía en su feudo contra el Alavés. El equipo de Fran Escribá sólo ha vencido uno de sus últimos cinco encuentros y viene de dos discretas actuaciones en la derrota contra el Athletic de Bilbao y en el empate ante el Zúrich en Europa League. Ante un conjunto que únicamente ha ganado uno de sus últimos seis compromisos ligueros, los amarillos deben reivindicarse para evitar que el bache de juego y resultados que atraviesan pase a mayores.

Y es que, desde la derrota en Ipurua frente al Eibar, el submarino se ha visto enredado en una dinámica titubeante. Ante Osmanlispor, Athletic y Zúrich, e incluso frente al Betis a pesar del triunfo, el Villarreal ha evidenciado una cierta desconexión y un bajón físico en algunos tramos de los partidos que puede deberse a la acumulación de minutos por parte de sus hombres más destacados. Además, la segunda unidad, llamada a darse descanso a estos jugadores y a mantener el nivel competitivo, de momento no ha estado a la altura como se ha evidenciado en la Europa League.

Todo apunta a que, a pesar de todo, Fran Escribá apostará por su plan habitual y formará con su once tipo para la competición liguera. Además, lo más normal es que regrese al 4-4-2 después del experimento fallido en San Mamés con un 4-2-3-1 que contó con Nicola Sansone como delantero centro amarillo.

Además, el pasado jueves contra el Zúrich, Escribá ya dejó en el banquillo a varios hombres que, por la lógica habitual que aplica el técnico valenciano, deberían regresar ante el Alavés a la alineación. Mario y Jaume Costa regresarán a los laterales y acompañarán a Asenjo, que estará bajo palos, y a Musacchio y Víctor Ruiz, los centrales, que ya jugaron desde el principio ante los suizos.

Bruno y Trigueros deberían formar, una vez más, en el mediocentro. Junto a ellos, después de que Cheryshev y Jonathan Dos Santos estuvieran en el once el pasado jueves, Castillejo y Roberto Soriano deberían tomar el relevo en los interiores. Finalmente, delante, Bakambu repetirá como principal referencia ofensiva y estará acompañado por el italo-alemán Sansone.

Todo para buscar un triunfo que mantenga a los amarillos en cuarta posición. Tres puntos para seguir en la pelea por un puesto de Champions League y, sobre todo, recuperar confianza.

A confiar en la estadística

El Alavés arriba a El Madrigal con la estadística como aliada. Los vascos han ganado ocho de los 16 partidos que han jugado ante el Villarreal en Primera y Segunda División. Aunque también es verdad que sólo han ganado una vez de las cinco que han jugado en Primera en casa de los amarillos.

Tras la derrota en casa ante el Espanyol, los vitorianos podrían apostar por un 5-3-2 como sistema para intentar sacar algo positivo del feudo castellonense. Mauricio Pellegrino, el técnico del Alavés, no podrá contar con el sancionado Alexis Ruano por lo que el todavía amarillo Aleksander Pantic, cedido al equipo blanquiazul, podría ser titular. Será la principal novedad de un conjunto que debe empezar a sumar si no quiere verse atenazado por la lucha para evitar los puestos de descenso de categoría.

Compartir el artículo

stats