Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierre

El aumento de la demanda reactiva la planta que Iberdrola previó cerrar en Castelló

La empresa subraya que el grupo 3 ha arrancado pero de forma ocasional y desde el sector apuntan a la parálisis de algunas nucleares en Francia

El aumento de la demanda reactiva la planta que Iberdrola previó cerrar en Castelló

El aumento de la demanda reactiva la planta que Iberdrola previó cerrar en Castelló

Iberdrola ha reactivado en las últimas semanas de manera puntual la planta de su central de ciclo combinado de Castelló que hace dos años planteó cerrar. En septiembre de 2015 viró en sus planes iniciales y decidió mantener en funcionamiento el grupo 3. Este complejo vuelve a funcionar aunque de forma ocasional. Desde la empresa señalaron que esta circunstancia no es excepcional.

Fuentes del sector apuntan a este repunte se debe a un incremento de la exportación de energía a Francia como consecuencia a una paralización temporal de una veintena de sus centrales nucleares. Desde Iberdrola puntualizaron que otras centrales de ciclo combinado de la empresa en otras regiones que tenían o nula producción están entrando en el mercado «debido a diversos factores como el aumento de la demanda, paradas en el parque de centrales nucleares francesas, menor producción hidroeléctrica y menor aportación de la energía eólica durante estos días », pero en el caso de la planta de Castelló indicaron «se han notado determinados picos puntuales de mayor potencia demandada» pero que se trata de un incremento no «excepcional».

Desde la planta de Castelló afirmaron desconocer los motivos de este aumento pero explicaron a que nivel nacional se ha percibido un alza en la demanda de energía, que entre otras razones, puede que se encuentre la situación de las centrales nucleares de Francia.

Sea puntual o no la reactivación del grupo 3 de la planta de Castelló, es reseñable esta circunstancia ya que hace dos años la empresa solicitó al Ministerio de Industria autorización para paralizarla ante la caída del consumo energético.

Hace un año, la compañía rectificó y trasladó al Gobierno su renuncia a ejercer su derecho de cierre parcial de la central de ciclo combinado, que había solicitado en noviembre de 2014 por la reducción de la demanda energética.

Cambio de opinión

El grupo 3 dispone de una capacidad de 793 megavatios de los 1.647 totales de la planta castellonenses. Entonces indicó que había descartado el cierre después de analizar la evolución de la demanda energética en España y constatar un «incipiente» repunte de la participación de las centrales de gas en el mix energético. Manifestó que la producción de las centrales de ciclo combinado de Iberdrola había crecido un 65 % en el primer semestre de 2015. También subrayó que esta decisión se enmarcaba «en el compromiso de Iberdrola con el desarrollo económico y social de todas las regiones donde opera».

Compartir el artículo

stats