Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia alivia el estado de sequía pero no alcanza el promedio de esta época del año

Onda ha recogido un total de 140 litros por metro cuadrado desde el sábado hasta ayer miércoles. El acumulado en los últimos diez días equivale casi a lo contabilizado el resto de año 2016

La lluvia alivia el estado de sequía pero no alcanza el promedio de esta época del año

La lluvia alivia el estado de sequía pero no alcanza el promedio de esta época del año

Castelló ha recibido agua de manera generosa desde que se iniciaran las primeras precipitaciones el pasado sábado, y que se han prolongado hasta la madrugada de ayer. Estos cinco días de lluvia han supuesto un importante alivio ya que desde mediados del mes de noviembre se arrastraba un preocupante estado de sequía. No obstante, los acumulados del temporal aún no alcanzan el promedio normal para la época del año en la que estamos.

Según informaron ayer desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los mayores acumulados se observan en el sureste de la provincia, como continuidad con las lluvias del litoral norte de la provincia de Valencia, aunque ha habido una notable diferencia en la frontera de las dos provincias ya que, por ejemplo, en Sagunt se han acumulado más de 200 litros por metros cuadrado y en Almenara poco más de 100.

Precisamente, en esta zona del sureste de la provincia era donde mayor déficit de precipitación se venía arrastrando en 2016. En el balance que la Aemet elaboró antes de este temporal, en el litoral sur de la provincia de Castelló, el déficit de precipitación era superior al 50 %, es decir, no había llovido ni la mitad de lo que suele ser normal en esos 10 meses y medio, y en casos extremos como Almenara, se había acumulado un tercio de lo normal.

En cifras, y tomando como referencia la suma de los registros de los observatorios de Segorbe, Almenara, Castelló y Torreblanca, desde enero hasta mediados de noviembre hubo 772,2 l/m2 y del 20 al 30 de noviembre fueron 536,7. Es decir, en las estaciones del litoral sur de la provincia, el acumulado en los últimos diez días casi equivale al acumulado el resto del año, aunque aún no se alcanza al promedio normal.

En cuanto a los embalses, se encuentran al 33 por ciento de su capacidad: hay 73 hectómetros cúbicos de agua embalsada, dos más que la que había antes del temporal. No obstante, la misma semana del año pasado los embalses estaban al 53 por ciento de su capacidad.

Cabe señalar que la lluvia persistió en la madrugada de ayer y los bomberos tuvieron que actuar en varias incidencias. Un de ellas en el Camí la Mar de Nules donde rescataron a un matrimonio y a su hija menor tras quedarse el vehículo en el que circulaban atascado debido a la acumulación de agua de lluvia. Según el Consorcio Provincial de Bomberos, el agua llegaba hasta la mitad de la puerta del coche y los ocupantes no sufrieron ningún daño. De hecho, el hombre pudo salir por su propio pie del vehículo. Asimismo, los bomberos también intervinieron para retirar un pino que había caído y cortado la carretera de Villamalur y el achique de agua en un bajo de Soneja y el acceso a Sant Gregori de Benicarló. El acceso al Clot de Borriana y el Camí Marge con Camí Llombai seguían ayer cortados al tráfico. Informa: S. R. Por otro lado, en Onda, el supuesto aljibe que apareció en la plaza de la Sinagoga ha recuperado con las últimas lluvias su antigua función y se ha llenado parcialmente de agua, que previsiblemente deberá ser retirada para que pueda continuar la segunda fase de la excavación. El agua ha anegado un tercio de la capacidad de la cisterna, que supuestamente dejó de utilizarse en el siglo XVIII. Informa. C. Rodríguez

Compartir el artículo

stats