Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demanda de docencia en valenciano en la UJI cae un 20 por ciento

En 2008, el 40 % de los estudiantes pidieron recibir las clases en catalán y este año solo un 18%

La demanda de docencia en valenciano en la UJI cae un 20 por ciento

La demanda de docencia en valenciano en la UJI cae un 20 por ciento

La demanda de docencia en valenciano en la Universitat Jaume I (UJI) de Castelló ha caído en picado en los últimos años. Según se recoge en un informe elaborado por el Servei de Llengües i Terminologia de la UJI sobre el uso del valenciano en la universidad, en el curso 2008/2009, el 40 por ciento de los estudiantes pidió recibir la formación en valenciano mientras que este curso el porcentaje ha sido del 18 por ciento. Por el contrario, el castellano ha ido a más en este mismo periodo de tiempo. La lengua de Cervantes alcanzó su cuota más baja durante el curso que más valenciano se solicitó y, actualmente, es la lengua más demandada para la docencia. Exactamente, la mitad del estudiantado que inició sus formación universitaria en 2008 pidió castellano y, en este curso, la cifra se ha elevado a más del 60 por ciento.

La UJI cuenta con un plan plurianual de multilingüismo aprobado el 21 de julio de 2016 en el que entre sus objetivos se incluye aumentar el uso activo del valenciano y hacer que el valenciano sea la lengua de comunicación entre las personas, tanto en la actividad económica, como en la gestión y en las actividades extraacadémicas y culturales. En un análisis introductorio se hace referencia a la necesidad de «rebajar la expectativa» de conseguir la igualdad de las lenguas ya que, en 2011 se propuso un plazo de cinco años para que se aplicara un incremento anual de la docencia en valenciano hasta llegar al 35 por ciento de los estudiantes. No obstante, «no ha sido el caso», se añade. «Es evidente, de acuerdo con los resultados, que las previsiones eran demasiado optimistas y que hace falta articular nuevos métodos de impulso», se apostilla en el actual plan de multilingüismo.

El informe «L' ús del valencià a la universitat», realizado por Maties Segura Sabater del Servei de Llengües i Terminologia de la UJI arroja una realidad muy diferente a la que se esperaba. Además de que el número de estudiantes universitarios que piden la docencia en valenciano va la baja, el uso del catalán todavía sigue siendo minoritario en varios campos del ámbito educativo. Así, existe una clara merma en el uso del valenciano conforme se avanza en la etapa educativa. Mientras en Primaria el 40 por ciento de los alumnos estudian en valenciano, en Secundaria la cifra es del 34 por ciento y en Bachiller es del 30 por ciento, según datos de la Conselleria de Educación. En el caso del castellano ocurre al contrario. En Primaria un 60 por ciento eligen estudiar en castellano, en Secundaria son un 65 por ciento y en Bachiller se incrementa hasta el 70 por ciento.

En la UJI, la opción lingüística más elegida es el castellano con un 64 por ciento, seguido por la opción valenciano/indiferente con un 35 por ciento y el valenciano con un 22 por ciento. En cuanto a los profesores, solo el 1 por ciento da las clases íntegramente en valenciano frente al 26 por ciento que lo hace en castellano. Un 12 por ciento lo hace mayoritariamente en catalán y un 19 por ciento lo hace en ambas lenguas por igual. Como dato reseñable está el que se refiere al registro general de la UJI donde el 72 por ciento de las salidas registradas se hacen utilizando el valenciano. Por último, cabe señalar que la Jaume I se encuentra entre las universidades de la Xarxa Vives con menos presencia del valenciano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats