Hace algunos meses, la directiva de Bisontes Castelló FS sabía muy bien lo que se hacía cuando decidió firmar un convenio de colaboración con el Club Deportivo Asorcas. La entidad castellonense quería aunar la vertiente social con la deportiva y apostó por un equipo joven pero con carácter ganador para dar ese paso más al frente. Estos días, las jugadoras que forman el equipo femenino de sordos de ambas entidades se encuentran en Sevilla compitiendo en la Dead Champion League Futsal Women, una de las más importantes de la categoría.

Las castellonenses llegan a la cita que se celebra en Sevilla hasta el domingo con el cartel de favoritas tras ganar el año pasado el Campeonato de España. Han entrenado mucho en los últimos meses y estos días, dirigidas por David Moreno y Pepe Luque, quieren demostrar que son capaces de más y quieren pelear por el título que las convertiría en las mejores de Europa.

De momento no les ha ido nada mal puesto que los dos primeros encuentros que disputaron en la jornada de ayer se saldaron con sendas victorias: ante el ASS Bordeaux francés por un contundente 0-5 y contra el anfitrión, el CDS Sevilla, por un ajustado y peleado 2-3 final. Hoy les esperan en el último partido del grupo B el Karlsruhe alemán y un empate les vale para meterse en las semifinales del torneo europeo. «Las chicas han trabajado muy duro en los últimos meses. Están muy ilusionadas y a la vez algo nerviosas, pero hoy (por ayer) ya han demostrado el nivel que tienen y vamos a por todas», explica la secretaria de Asorcas, Teyma Nebot.

El equipo castellonense lo forman nueva jugadoras, la mayoría de la provincia de Castelló, pero también algunas procedentes de Madrid, Barcelona, Valencia e, incluso, Dinamarca. Las jugadoras son Noemí del Río, Raquel Pitarch, Esther Dols, Corina Petran, Alexandra Sanchís, Noemí Gómez, Pilar Ferrer, Verónica Medina, Amina Alí, Mónica Rodríguez y Anni Villadsen, que es la jugadora danesa que ha fichado el club castellonense.

El CD Asorcas nació como club hace 42 años pero no fue hasta hace dos cuando decidió organizar el Campeonato Nacional de fútbol sala. Fue la primera vez en la que participaban tanto equipos masculinos como femeninos y, desde entonces, ya se ha convertido en costumbre aunque resulta complicado confeccionar cada temporada un equipo de garantías. Eso sí, sus actuales jugadoras pueden hacer historia en Sevilla.