Manu Jiménez, joven centrocampista del Almazora que llegó en enero para reforzar la plantilla blanquinegra, ha causado baja en el club que preside Ramón Broch para poner rumbo a tierras almerienses e incorporarse a las filas del Berja, que es el filial del Ejido 2012 que milita en el grupo VI de Segunda División B. Así que una baja que se produce en las filas almerienses. El futbolista es nacido en la localidad de Binéfar, que llegó en enero procedente del Ordino (Primera División de Andorra), sólo había participado en tres partidos de Liga y acumulado 72 minutos, con una amarilla.