Una gran columna de humo que salía de una empresa de lacados de Vinaròs causó la alarma en el mediodía de ayer en la zona industrial situada en torno a la Nacional 238.

El humo procedía de un depósito de resinas tras sofocar los propios empleados de la empresa con extintores el fuego que se originó en el mismo. Al haberse originado el incendio en una zona de almacenaje de resinas de poliéster, se provocó una gran cortina de humo.

Una acción por la que los seis empleados resultaron heridos por inhalación de humo y tuvieron que ser atendidos en el mismo lugar del suceso por medios del SAMU que se desplazaron hasta la zona, tal y como explicaron fuentes de la policía local.

Por parte del Consorcio Provincial de Bomberos de Castelló desplazó hasta la zona del incendio a dos dotaciones de bomberos y al llegar hasta la empresa se encontraron con el fuego controlado gracias a la rápida actuación de los trabajadores.

Además de los bomberos, también llegaron dos ambulancias, una de ellas SAMU, además de agentes de la policía local y guardia civil.

El fuego afectó a una zona almacenaje resinas de una empresa, situada en el Camí Vell de Rossell, dedicada a la fabricación de fibra de vidrio, informó el consorcio, desconociéndose las causas del mismo.

En cuanto a los heridos, cuatro trabajadores de la empresa, de 64, 37, 36 y 31 años fueron atendidos en el lugar, mientras que otros dos hombres, de 47 y 29 años, también trabajadores de la misma empresa y afectados por inhalación de humo fueron atendidos y trasladados posteriormente al hospital comarcal de Vinaròs.