Castelló en Moviment presionará al bipartito para que la Junta de Gobierno ejecute cuanto antes la moción, aprobada por mayoría plenaria, en la que se exige el cese de Juan Ángel Lafuente como director de la Oficina de Planificación y Proyección Económica. La formación asamblearia, promotora de ese mandato, que recibió el respaldo de Compromís, PP y Ciudadanos, sospecha que el PSPV-PSOE pretende dilatar en el tiempo la resolución para, con ello, rebajar la actual tensión por el polémico nombramiento, sin que finalmente se proceda al despido del cargo de confianza de la alcaldesa, Amparo Marco, cuya designación para el puesto trascendió el pasado 3 de febrero.

Según advierte el portavoz de CSeM, Xavi del Señor, a través de un comunicado, «no toleraremos ni dilaciones 'sine die' de la sustitución, ni cambalaches de sillas».

En este sentido, el líder de la formación asamblearia precisa que el acuerdo en el pleno del pasado jueves, con una mayoría de 20 concejales (los siete del grupo socialista rechazaron la moción), supone «el único timón en esta tormenta». Por este motivo, mañana, en la comisión informativa, preguntará al bipartito por los plazos y el proceso que seguirá el gobierno municipal para aplicar el dictamen.

Del Señor insiste en que la reprobación de su partido al nombramiento de Lafuente está relacionada con la renuncia de éste, hace algo más de un año, para sustituir como concejal a Carmen Oliver, quien presentó su dimisión por motivos personales. En ese momento, el número 8 de la lista del PSPV, el implicado, debía entrar como edil, pero finalmente lo hizo la 9, Mari Carmen Ribera, ante la negativa de su compañero a aceptar el ofrecimiento, argumentando en su decisión obligaciones profesionales en la Universitat Jaume I, donde es profesor titulado desde 2002.

Sueldo desorbitado

«El rechazado de Lafuente a ser regidor para ocupar un año después una plaza confeccionada a medida, y con un sueldo desorbitado, está al margen de la ética pública», subraya Del Señor. «Son estos nombramientos a dedo entre compañeros de partido los que generan gran malestar entre la ciudadanía y hacen crecer la enorme desafección que hay con los cargos públicos», añade.

Ante esta situación, el portavoz de CSeM apela al liderazgo de la alcaldesa para recuperar la confianza perdida, aplicando la moción que pide el despido del director de la Oficina de Planificación y Proyección Económica, con una retribución bruta de 90.000 euros.

En la misma línea se expresó Compromís el viernes, al término de la Junta de Gobierno, órgano que debe tomar una decisión respecto a la aplicación del acuerdo plenario. Sin ir más lejos, el portavoz de la formación nacionalista, Ignasi Garcia, advirtió que solo la dimisión de Lafuente garantizaría la estabilidad del bipartito en lo que queda de la actual legislatura.