Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los daños por el temporal en dotaciones turísticas alcanzan 1,2 millones en Castelló

El Consell espera que Fomento finalice las obras en las playas para iniciar sus trabajos y confía en llegar a Semana Santa

Los daños por el temporal en dotaciones  turísticas alcanzan 1,2 millones en Castelló

Los daños por el temporal en dotaciones turísticas alcanzan 1,2 millones en Castelló

Los daños ocasionados por el temporal de enero en dotaciones turísticas en el litoral de Castelló ascienden a los 1,2 millones de euros. Ayuntamientos y el Ministerio de Fomento comenzaron las obras más urgentes en las playas y paseos marítimos al poco tiempo del episodio de lluvias de finales de enero, pero ahora queda pendiente la reconstrucción de instalaciones turísticas -playas, vestuarios o juegos de recreo-, una labor que depende de la Generalitat. La Agència Valenciana de Turisme, encargada de la coordinación de la reparación, ya ha finalizado la valoración económica para su remisión a la comisión interdepartamental de Presidencia.

El presupuesto en los 16 municipios de litoral de Castelló se sitúa 1.258.000.000 euros, tanto en infraestructura higiénica como lúdico deportiva de las playas, incluyendo la reparación de las mismas y su puesta en funcionamiento, avanzaron fuentes de la Agència Valenciana de Turisme, que destacaron que las localidades más afectadas de la provincia de Castelló en cuanto a infraestructuras turísticos son Peñíscola, Orpesa y Benicàssim, cuyos daños rondan los 200.0000 euros cada localidad. Las tres poblaciones acaparan la mitad del coste global. Luego, en Vinaròs y Benicarló los desperfectos ascienden a los 100.000 euros respectivamente; en Moncofa a 30.000; en Borriana a los 80.000, y en Almenara a los 18.000. También forman parte del listado Almassora, Orpesa y Castelló de la Plana.

Cabe tener encuentra que las ayudas del Consell recogen los elementos turísticos, es por ello que las cuantías más importantes se focalizan en los municipios con más afluencia turística como Peñíscola, Orpesa y Benicàssim. Los daños en Almenara y Moncofa, dos de las localidades más castigadas por el temporal, se refieren sobre todo a estructuras que competen al Ministerio de Fomento, como es el paseo marítimo en la primera población. Desde la AVT subrayaron que tanto los municipios mencionados como el resto tienen daños muy importantes en infraestructuras básicas como son las propias playas, paseos marítimos y escolleras de defensa, pero que son competencia de otras administraciones, tanto autonómicas como estatales.

En el caso de las infraestructuras turísticas, en la provincia de Castelló el mayor problema se concentra en las estaciones de bombeo que trasladan agua a las duchas de las playas y en la conexión entre los lavapiés, además de la reparación, indicaron desde la Agència Valenciana de Turisme, que resaltaron que la voluntad del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, «es subsanar lo antes posible estas incidencias y tener las playas listas para recibir a los turistas en la próxima Semana Santa y, por supuesto, en verano».

Sin embargo, admiten hay una serie de actuaciones previas que no dependen de Turismo «y que son fundamentales para recuperar el litoral y que las infraestructuras turísticas puedan repararse o reponerse, por eso el cumplimiento de los plazos dependerá de la celeridad de todas las administraciones implicadas».

La capital de la Plana, por la amplitud de sus playas, fue una de las localidades menos afectadas por el temporal y que apenas requiere intervenciones de cara al periodo turístico de Semana Santa.

Compartir el artículo

stats