El calendario pone de nuevo a prueba al Villarreal. Justo ahora que el conjunto de Fran Escribá levanta cabeza, después de un pobre arranque de año que culminó con el naufragio ante la Roma por 0-4 en la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League, con las victorias por la mínima ante la Real Sociedad y el equipo italiano en Italia, los amarillos reciben al líder de la Liga. Un Real Madrid herido, tras su derrota del pasado miércoles ante el Valencia en Mestalla, medirá si el equipo castellonense aún puede soñar con pelear por el cuarto y el quinto puesto o si debe empezar a preocuparse por asegurar una plaza europea para la próxima campaña

Así, el Estadio de la Cerámica está preparado para el duelo entre la defensa menos goleada del campeonato y el segundo equipo más anotador de Primera División. Los blancos no tendrán fácil superar a un conjunto que, ante los equipos de la parte alta, siempre compite bien. De hecho, frente a los 5 primeros clasificados los amarillos no han perdido esta temporada. A esto hay que añadir que, en el último precedente entre ambos en tierras castellonense, el submarino ganó por 1-0 con un tanto de Roberto Soldado.

El valenciano, que jugó por primera vez después de seis meses sin hacerlo, el pasado jueves en Roma estará en la convocatoria amarilla, pero no será titular. Sin Sansone, baja por unas molestias musculares en los isquiotibiales, la delantera la formarán Adrián López y Bakambu.

Por detrás, en la medular, el intocable Bruno Soriano repetirá en el mediocentro con Trigueros, que vuelve después de descansar ante la Roma. En las bandas, si se tiene en cuenta que Soriano y Cheryshev fueron titulares en el Olímpico, es más que posible que Jonathan y Castillejo ocupen los carriles amarillos.

Finalmente, en la retaguardia, Asenjo retornará a la meta. Por delante suyo, Escribá debería apostar por Musacchio y Víctor Ruiz como pareja de centrales. Por su parte, Mario será el lateral derecho y, con la baja de José Ángel por una rotura fibrilar en el abductor, Jaume Costa se asegura su presencia en el costado izquierdo de la defensa del Villarreal.

Con urgencias

La inesperada derrota contra el Valencia, ha hecho que el Real Madrid llegue al Estadio de la Cerámica con urgencias. Si el Barcelona supera hoy al Atlético de Madrid, se hará con el primer puesto de la Liga y, si no lo hace, los blancos tienen la ocasión si ganan de distancia a su máximo perseguidor. Aparte de los lesionados Varane y Danilo, el entrenador madridista, Zinedine Zidane, contará con todos su hombres disponibles. Delante, Bale, Benzema y Cristiano formarán el ataque, mientras que Pepe sustituirá a Varane en la zaga. Kroos e Isco se disputarán un puesto en la medular de los merengues.