La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha adjudicado de manera definitiva a la empresa Técnica y Proyectos SA, la redacción del proyecto de construcción de la Ronda Suroeste de Vila-real entre la CV-20 y N-340 por 120.879 euros. De esta manera, la conselleria que dirige María José Salvador cumple así uno de los compromisos adquiridos por su departamento al iniciar la redacción de este proyecto que es una reivindicación histórica de la localidad.

El proyecto de la Ronda Suroeste de Vila-real se redactará como ronda urbana donde se proyectará un carril bici y una zona arbolada. Según explicó el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, «esta ronda conectará las carreteras CV-20 y la N-340 y permitirá sacar del casco urbano de Vila-real, todo el tráfico cuyo destino no sea la ciudad, especialmente los camiones, sin que suponga una barrera para el tráfico local que pretenda acceder a las zonas rurales colindantes con la ciudad».

Asimismo, señaló que «este proyecto tiene un plazo de redacción de 15 meses, ya que se trata de nueva redacción puesto que el anterior, que nunca se llegó a ejecutar, no contemplaba la conexión con la N-340 ni incorporaba el concepto de movilidad sostenible que tanto el ayuntamiento como la conselleria compartimos». Además, en este plazo se incluye también la solicitud de informes medioambientales y la exposición a información pública .

La redacción proyectará un nuevo corredor que tendrá unos 4 km de longitud y características de bulevar y a lo largo del lado interior de la ronda se proyectará un carril bici y una zona arbolada pensado como paseo peatonal y zona de esparcimiento, a modo de corredor verde entre la nueva carretera y el casco urbano. Constará de una única calzada con un carril por sentido de circulación y márgenes amplios para la ubicación de aceras.

El proyecto de la conselleria, según indicó Domingo, «contempla que todas las intersecciones con las carreteras, con los caminos y con las calles sean al mismo nivel para facilitar la permeabilidad del tráfico local y su diseño se realizará de tal manera que sea compatible con el futuro desdoblamiento de la ronda».

También se dispondrán viales de servicio en los tramos donde se precisen para el acceso a las propiedades colindantes y se proyectará la reposición de todos los servicios que puedan verse afectados por las obras, tales como acequias, conducciones de agua potable y de saneamiento, líneas eléctricas y líneas telefónicas.

Por parte del Ayuntamiento de Vila-real, el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, destacó que «la redacción de este proyecto desbloquea una infraestructura fundamental para Vila-real y la provincia, que ha estado años abandonado en los cajones de la Administración autonómica; afortunadamente, con el cambio en la Generalitat, los vila-realenses hemos ganado un Gobierno que se preocupa y se ocupa de nuestras necesidades y reivindicaciones», señaló Obiol.