El equipo de gobierno de la Vall d'Uixó quiere que la Policía Local pueda realizar determinados servicios sin el uniforme reglamentario, entre otros uno que está generando algunos problemas últimamente: los actos vandálicos, especialmente por lo que respecta a pintadas en edificios públicos, aunque tendrían más funciones. Para lograr este objetivo, se presentó una moción en el pleno de ayer para solicitar a la Subdelegación de Gobierno la autorización pertinente.

Como se expuso en la moción, el consistorio ya había contado con anterioridad de estos permisos oficiales, pero estaban caducados, por lo que «servicios esenciales de seguridad no se pueden prestar de forma adecuada». Además de la prevención de actos vandálicos, también se destinaría a estos policías sin uniforme a la protección y acompañamiento de autoridades, la protección y vigilancias de víctimas de violencia de género; el cumplimiento de las ordenanzas municipales en instalaciones y vías públicas, el consumo de bebidas alcohólicas y drogas o la posibilidad de realizar funciones de policía judicial.

Desde el equipo de gobierno se informó de que a principios de diciembre de 2016 ya se solicitó a la Subdelegación esta autorización, pero no se habría recibido respuesta, de ahí que la moción aprobada ayer «inste a resolver la solicitud formulada».

Otras mociones

En el pleno se plantearon otras mociones por parte del resto de grupos con representación municipales. Entre ellas tres del PP que no contaron con el respaldo del equipo de gobierno, que solicitaban el inicio de los trámites para la construcción de un aparcamiento de camiones o la moción modelo que vienen presentando en otros ayuntamientos en referencia a los «derechos lingüísticos en la Comunitat».

De esta parte del pleno también cabría destacar la moción de Podemos, en la que se solicitaba que «el servicio público del Servef se preste en un local municipal», ya que en la actualidad el edificio que se ocupa es alquilado que desde el 2000 «ha supuesto pagar más de 500.000 euros».