La alegría por la victoria del golfista borriolense Sergio García en el Masters de Augusta frente al británico Justin Rose es inmensa en el Club de Campo del Mediterráneo de Borriol. No se hablaba ayer de otra cosa en el campo de golf de la Coma, en donde García creció y aprendió a jugar al golf junto a su padre Víctor. «Con este torneo, Sergio García pasará a ser otra leyenda del golf en España como lo son Severiano Ballesteros y José María Olazabal», afirmó ayer el gerente del Club de Campo del Mediterráneo, Fernando Rodríguez.

La victoria conseguida por el borriolense Sergio García en el Masters de Augusta, el primer de los cuatro grandes torneos de la temporada de golf, ha llenado de alegría a su municipio natal y, por descontado, a su club de golf. «La victoria de Sergio nos ha llegado con mucha alegría e ilusión. Fue un momento muy emotivo ver cómo ganaba. Vimos la final del torneo en directo con un grupo de trabajadores del campo», explicó Fernando Rodríguez, que destacó que García «es un referente para nosotros y es un honor que sea el propietario del club».

«El partido fue muy emocionante. El rival era muy complicado y se dieron un par de momentos en los que parecía que Sergio estaba un poco atascado, pero sacó su raza competitiva y sacó el partido adelante. Al final, consiguió un triunfo muy brillante. Fue muy emotivo», dijo Rodríguez, que incidió en que «en nuestro entorno comentábamos que estaba en un muy buen momento. Veíamos bastantes probabilidades de que consiguiera un triunfo como este».

Sergio García logró uno de los cuatro grandes torneos del mundo del golf, algo que en España únicamente habían conseguido Severiano Ballesteros y José María Olazabal. «En su carrera profesional le faltaba ganar uno de los torneos grandes. Y de los grandes, ha ganado el más grande. Esperamos que esta victoria sirva de revulsivo para realzar el golf en España», aseguró el gerente del Club de Campo del Mediterráneo de Borriol.

Su casa

Sergio García se crio en estas instalaciones. Su familia vino a Castelló cuando su padre, que es además su entrenador, fue junto a su madre a trabajar al club como profesor de golf. «Sergio nació en Borriol y aprendió a jugar en este campo. Empezó a andar con un palo de golf en la mano», recordó Fernando Rodríguez. Cuando está en el club, Sergio García comparte su afición por el golf con el resto de socios. «Es un persona muy llana y accesible. Cuando está aquí, es uno más. Transmite una gran afectividad», incidió Rodríguez.

«Vi el partido en casa con mi profesor. Sergio jugó un gran torneo. Este año lo está haciendo muy bien, puede ganar más títulos importantes. Está muy concentrado y si quiere, puede ganar. Lleva 20 años entre los mejores jugadores del mundo», subrayó ayer el joven golfista Thomas Braggins, de Manchester, que entrena actualmente en la Coma. «He tenido la suerte de poder jugar aquí con él. Jugamos a nueve hoyos. Fue increíble», dijo Braggins. Todos los usuarios y los trabajadores del club mostraron su satisfacción por la victoria de García.

Homenajes

El Ayuntamiento de Borriol también quiso sumarse a las felicitaciones. «Es un orgullo para para Borriol que un vecino haya llegado a lo más alto en su modalidad deportiva», dijo ayer el alcalde Silverio Tena, que recordó que García «lleva muchos años llevando el nombre de Borriol por todo el mundo». Para Tena, «Sergio García es un gran embajador para Borriol». El alcalde avanzó que «estaremos a la altura institucional que se merece».

También la Diputación tiene previsto homenajear al golfista provincial. Las dos instituciones están pendientes del regreso de Sergio García a Castelló para recibir al campeón del Masters de Augusta con su primera chaqueta verde. Igualmente, la Generalitat felicitó a García mediante las redes sociales.

Además, en el club de fútbol que preside, el Borriol, que milita en Tercera División, también están expectantes ante la posibilidad de que García regrese en los próximos días para celebrar igualmente el título conseguido.