El centro de personas con autismo El Cau de Castelló ha diseñado un pionero proyecto a nivel mundial que aspira a cambiar la vida de muchas personas con necesidades especiales. Se trata de una bolsa de aire que se colocaría a modo de bufanda y cuya finalidad es evitar daños cerebrales en personas que pueden tener alguna caída por sufrir ataques epilépticos, por su edad avanzada o por problemas derivados de su diversidad funcional.

Según explican desde la asociación, estas personas corren el riesgo diario de golpearse de cabeza contra el suelo tras sufrir mareos, al desequilibrarse, o como consecuencia de convulsiones y crisis de salud. Por ello, este innovador instrumento evitaría posibles daños cerebrales.

El proyecto, bautizado como Cauprotect, está en fase inicial pero ya cuenta con el respaldo científico de los departamentos de ingeniería de la Universitat Jaume I (UJI) de Castelló. Además, la asociación El Cau está trabajando para conseguir apoyos y financiación con la que poder fabricar este dispositivo, similar al que utilizan algunos ciclistas, pero con la gran ventaja de poder ser reutilizable tras una caída, lo que hará que sea más económico y accesible para todas las personas que lo necesiten.

El diseño, que se presentará mañana en el local «La bicicleta» (calle, Ensenyança, 13), se asimilará a un prenda discreta y cómoda como una bufanda que integra un airbag que se dispara ante los accidentes, evitando así las lesiones y los frecuentes traumatismos craneoencefálicos.

Investigación

El centro El Cau de Castelló está íntimamente ligado a la historia de la educación especial y el tratamiento de las personas con autismo en la provincia y, en estos momentos, su labor de investigación y desarrollo de programas de innovación educativa y terapéutica está reconocida en los más importantes foros de debate científico nacionales y también internacionales.

Hace ya 27 años (1978) que iniciaron su camino tres profesionales castellonenses Juan, Higinio y Montse, ante la necesidad de dar a las personas con autismo unos cuidados específicos y de alta cualificación profesional, centrándose en el objetivo de promover el conocimiento de la naturaleza y las características del autismo así como su carácter susceptible de tratamiento.