Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, responsables de un cultivo interior de marihuana instalado en la Urbanización «El Pantano» de la localidad de l'Alcora (L'Alcalatén). La vivienda que albergaba en su sótano un cultivo interior de marihuana, el cual estaba compuesto por casi 1400 plantas en un estado incipiente de floración. Con la intervención policial se ha evitado la entrada en el mercado ilegal de más de cien kilos de cogollos de marihuana por cosecha, logrando obtener con la infraestructura desmantelada unas cuatro cosechas al año.

El sótano había sido completamente adaptado como laboratorio para el cultivo de marihuana, ocupando una superficie de unos 200 metros cuadrados, dividido en dos partes diferenciadas mediante la construcción de una estructura interior y así colocar los plantones en función de los diferentes estados de crecimiento.

El laboratorio contaba con todo lo necesario para el cultivo de los arbustos: un complejo sistema de riego, un sofisticado sistema de iluminación con múltiples lámparas de sodio, sistema de ventilación con potentes extractores, controladores de humedad y filtros de alta potencia. Destacar que la instalación eléctrica estaba enganchada de forma ilegal a la red eléctrica, lo que suponía un fraude de miles de euros.