12 de agosto de 2018
12.08.2018
Opinión

Con perspectiva

La lista de descalificativos a este equipo de gobierno no deja de sucederse en los plenos, esos espacios de debate municipal donde se evidencian las carencias y virtudes de los ponentes

11.08.2018 | 23:19

La lista de descalificativos a este equipo de gobierno no deja de sucederse en los plenos, esos espacios de debate municipal donde se evidencian las carencias y virtudes de los ponentes y la fiscalización a nuestro trabajo a menudo se devalúa a cambio de unos minutos de gloria. Como Umbral y su «yo he venido a hablar de mi libro», hay quien en la oposición reduce su voluntad a «yo he venido aquí a hacer de mi mensaje una realidad incontestable», pero lo cierto es que por muchas cámaras que haya o mucho circo que montemos, la verdad siempre es una.

Y esa es la que demuestra que Almassora es ahora un espacio cardioprotegido. Muertes por accidentes cardiovasculares ha habido siempre, pero desfibriladores no y ahora sumamos ocho. Esa pequeña inversión (1.540 euros) que reservamos en el pleno de esta semana para adquirir otro equipo supone un beneficio incontestable: la vida. La vida mejorada también de los usuarios de la residencia de la tercera edad con un incremento de la plantilla que deja atrás los recortes del Partido Popular donde más duelen, las personas mayores.

Su tijera se extendió también a otros servicios públicos como la recogida selectiva de residuos y hoy los contenedores se desbordan con más frecuencia de la deseada. Hasta que el contrato (más que escaso) que firmaron en su día no venza, no podremos incrementar el servicio en una ciudad que crece, pero se empeñan en criticar la suciedad en las calles como si floreciera por arte de magia, sin explicación. Yo se la doy: nos hace falta más educación como ciudadanos y al equipo de gobierno haber negociado en su día un contrato que nació escaso y cada día lo es más.

En esos acuerdos de mínimos se evidencia la falta de previsión que manejaron durante años y que dejó Almassora sin una mínima inversión en aceras. No hace falta más que dar una vuelta por el pueblo para ver cómo sufren mayores y usuarios de sillas de ruedas y carros de bebé el olvido de la accesibilidad, una amnesia que se reparte por todo el término municipal pero, sobre todo, en los barrios más alejados del centro.

¿Es que no existía Corell y Fátima en su gobierno? ¿Además de enredar con el edificio 167 se preocuparon de otras necesidades del día a día? Porque yo ahora paso por allí y valoro que piden también otros servicios, como las obras en las canalizaciones del agua ejecutadas el mes pasado, el nuevo asfalto en los tramos más deteriorados, la pintura de la señalización, pequeñas intervenciones que suponen grandes mejoras para quien vive en el barrio.

Y eso, hacer barrio, es lo que hemos logrado con el traslado del Dia del Veí desde el despacho de la Alcaldía a las principales plazas, como la de Víctimas del Terrorismo. Los asistentes a la reunión que mantuvimos allí a principio de verano nos transmitieron su voluntad de transformar el parque central de este barrio, Villa Lola, en un lugar más acogedor para niños y mayores. Dicho y hecho. Hemos reservado 30.000 euros con los que transformaremos este epicentro de la vida social hacia el proyecto que sus vecinos quieren.

Aunque si hablamos de participación ciudadana, el mayor ejemplo está en la Vila. El casco antiguo será objeto de la mayor inversión en décadas, cercana al millón de euros, para hacer peatonal y poner en valor las calles que vieron nacer Almassora. Las reuniones vecinales y el trabajo de Urbanismo darán un giro enorme a un barrio que saldrá de la decadencia para convertirse en espacio privilegiado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!