Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Castellón

Dos años y medio sin convenio de Castalia

El presidente del CD Castellón, Vicente Montesinos, insiste en que «desbloquear» la situación es una de sus «metas» a corto plazo El último acuerdo firmado entre el Ayuntamiento de Castelló y el club data de abril de 2013 y finalizó en 2016

Dos años y medio sin convenio de Castalia Carme Ripollés

Pasan los meses y tanto el CD Castellón como el Ayuntamiento de Castelló siguen con el convenio de cesión del Estadio Castalia en el aire. No llegan a un acuerdo ni sobre la duración del mismo ni sobre las condiciones, y la comisión creada con representación de todos los grupos políticos con presencia en el consistorio parece haber quedado en un segundo plano. Por iniciativa propia, el presidente Vicente Montesinos ha iniciado una serie de reuniones con los partidos políticos para mostrarles su proyecto, pero el problema de fondo se remonta a 2013 y no tiene visos de solucionarse a corto plazo.

En abril de aquel año, con el Partido Popular en el gobierno local, se aprobó y firmó el último convenio de colaboración entre ambas partes, acuerdo prorrogable año a año y que podía romperse en caso de que se produjera un descenso de categoría o hubiera impagos en el club, y por el cual el Castellón asumía los gastos de mantenimiento del estadio. El club entonces no cumplió y el consistorio reinvirtió en el estadio (césped, bombas de riego nuevas) las ayudas que no podía concederle al club, gastándose algo más de 65.400 euros.

Aquel acuerdo llegó a su fin en 2016, cuando el PSOE y Compromís ya habían accedido al gobirtno municipal en las elecciones de 2015, pero parecía no preocupar en exceso a ninguna de la dos partes y ambas apuntaban a que el acuerdo se renovaba automáticamente. Fue así hasta que la llegada de Montesinos y su grupo a la dirección del Castellón provocó la petición de un convenio de cesión a largo plazo, una petición que el ayuntamiento no puede aceptar por imperativo legal.

La desidia de Cruz

La desidia de David Cruz obligó a que el ayuntamiento asumiera el mantenimiento del césped y de la instalación en general, adquiriendo asientos de grada, carcasas, estructuras publicitarias, vídeo marcador, proyectores y la limpieza, es decir, unos 30.000 euros hasta junio de 2016.

Viendo lo mucho que se arrastraba desde el pasado y con el fin de legalizar la situación, Montesinos -y desde hace unos meses también el máximo accionista José Miguel Garrido-, llevan tiempo insistiendo en cerrar el acuerdo sobre un «proyecto global» aprobado «por todos los grupos políticos». «En una rueda de prensa ya manifesté el descontento que tenía con el ayuntamiento por cómo había evolucionado todo a raíz de la creación de la comisión del convenio (de cesión de Castalia) y tuvimos que salir de la caja para desatascar esto. Con toda la buena voluntad del mundo vamos a presentar un proyecto global, que contemple la adecuación de Castalia y la construcción de la ciudad deportiva, a todos los grupos políticos, que no se ponen de acuerdo nada más que para proponernos un convenio que es inaceptable. No es un proyecto de un día para otro sino plurianual y creo que es un proyecto de ciudad y de crecimiento», argumenta el dirigente castellonense.

Montesinos insiste en que debe haber consenso político y que su propuesta permitirá sacar a la ciudad «del ostracismo en el que se encuentra». «Lo más importante desde nuestro punto de vista es que todos los grupos políticos entiendan que esto es necesario para la ciudad para salir del ostracismo en el que se encuentra desde hace años y, en parte, eso se consigue impulsando proyectos en la ciudad de un cierto calado y sin necesidad de realizar grandes proyectos megalómanos. Estamos hablando de ciudad, de deporte... y, como presidente, una meta que me marco a corto plazo es que se desatasque el tema de la concesión del estadio porque es algo imprescindible y, por supuesto, que la rehabilitación de Castalia sea una decisión firme de todos los partidos políticos».

Por el momento, el ayuntamiento ha acometido una serie de mejoras en el estadio y tiene previsto invertir cerca de un millón de euros en las mismas para evitar cualquier riesgo a sus usuarios. En este sentido, el presidente del Castellón anunció ayer que en fechas próximas se va a acometer «la adecuación de uno de los graderíos». «Hay que ir dando pasos», añadió el dirigente.

Compartir el artículo

stats