Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

Las 12 campanas BIC de Castelló

La Generalitat ha declarado como Bienes de Interés Cultural (BIC) el conjunto de setenta campanas góticas de la Comunitat Valenciana. Las campanas de inventario realizadas sobre las campanas del territorio valenciano determinó la existencia de 70 campanas góticas, fechadas entre 1250 y 1659 y 12 están en la provincia de Castelló

Las campanas son el único instrumento musical que apenas varía de sonido a lo largo de los siglos. Y ese sonido tan característico de los campanarios está presente en cualquier municipio de la provincia de Castelló y ahora, algunos de esos municipios pueden presumir de sus campanas como Bienes de Interés Cultural.

La Generalitat aprobó el mes pasado la declaración como Bienes de Interés Cultural (BIC) el conjunto de setenta campanas góticas de la Comunitat Valenciana, según publicó el Boletín Oficial del Estado. De entre todas ellas, doce pertenecen a la provincia de Castelló.

Empezando por el norte de la provincia, en el Palancia, son cuatro las campanas que el Consell ha declarado Bien de Interés Cultural. Se trata de las campanas de «cuartos» y la pequeña «María» de la parroquia de San Miguel Arcángel de Soneja; la campana la Grande, «María», de la parroquia de San Salvador de Pina de Montalgrao y «la de horas» de la Catedral de la Asunción de Segorbe.

En concreto, la campana de «cuartos» de la parroquia de San Miguel Arcángel de Soneja fue fundida en 1250, está colgada de una viga de madera, cuenta con un diámetro de 42 cm y un peso de 43 kg. La «María», también de Soneja fue fundida por Juan de la Sierra en 1560. Pesa 182 kilos y 68 cm de diámetro. Por su parte, la Grande, María, de la parroquia de San Salvador de Pina de Montalgrao data de 1475, tiene un peso de 244 kilos y 75 y además de los cordones, tiene relieves de la Virgen María con el niño y de san Miguel, más una cinta que rodea la campana con el texto, «ave Maria».

Epigrafía gótica en Segorbe

Por último, la campana de Horas de Segorbe se trata de un ejemplar fundido en el año 1659, pesa 579 kg y actualmente está colocada en el templete, o pequeña cúpula que hay en la parte superior del campanario. La campana segorbina tiene la característica, de ser la última campana valenciana que utiliza epigrafía gótica de todas las que se han documentado hasta la fecha. La utilización tanto de textos como de imágenes, que estaban en desuso desde hacía un par de siglos, puede significar por un lado un deseo de perpetuar una campana anterior, sin otra consecuencia, y por otro lado conservar una manera de escritura que algunos consideran más prestigiosa. Esta declaración se suma al toque manual de campanas de la catedral de Segorbe que fue declarado BIC inmaterial en 2013.

Ya en la Plana Alta, en el municipio de Torre d'en Doménec ha sido declarada BIC la campana la xicoteta de la parroquia de Santa Quitèria. Todas las letras presentan una rica decoración de tipo vegetal y conforman la inscripción latina. Tiene un diámetro de 48 centímetros y un peso aproximado de 64 kilos.

En la capital de La Plana la campana la Tàfol del Fadrí fue fundida en 1604 es plenamente barroca y tiene todavía numerosos elementos góticos. Con un peso aproximado de 235 kilos, tiene un diámetro de 74 centímetros y una altura broce de 76 centímetros.

En el Baix Maestrat es la parroquia de la Asunción de Traiguera quien ha logrado la distinción de dos de sus campanas como BIC. Estas son la campanas María y Sants de la Pedra. La campana María fue fundida en 1428, tiene un peso de 19 kilos y un diámetro de 32 cm., mientras que Sants de la Pedra fue fundida el mismo año y su peso es de 53 kilos y un diámetro de 45 cm.

Siguiendo con la comarca del Alt Maestrat, en el municipio de Culla se ha declarado BIC la campana La Grossa de la parroquia El Salvador, la cual fue fundida en 1404, tiene un peso de 436 kilos y un diámetro de 91 cm.

Y ya por último, la comarca de Els Ports ha logrado tres distinciones. Por un lado, la campana de les Ànimes de la ermita de la Purísima de la Llécua de Morella, cuyo año de fundición fue el 1450, tiene un peso de 5 kilos y un diámetro de 20 cm. La campana se conserva por seguridad en el Museo de la parroquia de Morella durante el año, y se lleva a su torre original, La Llécua durante la romería del 1 de mayo.

La Campana Sant Cristòfol de la ermita San Cristóbal de Saranyana de Todolella fue fundida en el 1450 y tiene un peso de 125 kilos, y ya por último la campana del convent del antiguo convento de Forcall data del mismo año y tiene un peso de 53 kilos.

Compartir el artículo

stats