Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La asignatura pendiente de la defensa

El Villarreal ha recibido 35 goles en 26 jornadas y en 13 partidos de esta Liga le han marcado dos o más tantos

El Villarreal recibió dos tantos contra el Alavés el pasado sábado. paco poyato

Un equipo que persigue asegurar la categoría debe defender lo mejor posible su portería. El Villarreal, por un momento, lo había conseguido. Ante el Valladolid (0-0) y el Sevilla, la puerta de Sergio Asenjo echó el cerrojo. Pero en los dos últimos partidos, el submarino ha caído en los errores habituales atrás esta campaña y ha recibido cuatro tantos ante el Atlético de Madrid (2-0) y el Alavés (1-2).

Y es que la seguridad defensiva es una de las asignaturas pendientes que más han castigado a los amarillos durante la actual temporada. Después de 26 jornadas, en 35 ocasiones han perforado la puerta del equipo castellonense. En 13 partidos, justo la mitad de los que ha disputado el conjunto de Javi Calleja, el Villarreal ha recibido dos o más tantos. Una cifra que complica mucho que se puedan ganar encuentros.

Es llamativo comprobar que, por ejemplo, el Alavés, que ha vencido sus dos duelos frente al submarino por 2-1, le ha anotado cuatro tantos a Asenjo esta campaña. Aunque, tras haber disputado los dos compromisos ligueros, el que más tantos le ha anotado a los de la Plana ha sido el Espanyol. Los blanquiazules vencieron por 3-1 en Cornellà y empataron en el Estadio de la Cerámica a dos tantos. Cinco goles en contra en dos partidos.

Es una losa para el conjunto azulejero porque esta temporada, cuando ha recibido dos goles, nunca ha sido capaz de sumar los tres puntos. En cuatro ocasiones, el Villarreal ha conseguido un empate cuando le han marcado en dos ocasiones durante el partido. Así, ante el Rayo Vallecano fue Sansone el que empató a dos tantos a diez minutos del final, y contra el Madrid Cazorla, con sus dos goles, se encargó de rescatar un punto para los amarillos. Por su parte, ante Huesca y Espanyol los de la Plana vieron como se esfumaban dos puntos en la recta final de estos encuentros.

El regreso de Calleja

Con el retorno de Javi Calleja al banquillo del Castellón, el Villarreal parecía haber reforzado su defensa. Si bien ante el Espanyol el equipo recibió dos tantos, el cambio a un sistema con tres centrales pareció surtir efecto. Contra el Valladolid y el Sevilla en Liga, y ante el Sporting de Portugal en Liga Europa, el plantel amarillo sólo recibió un tanto en contra en cuatro partidos.

Pero contra el Atlético de Madrid y el Alavés, el Villarreal parece haber perdido de nuevo la solidez en la retaguardia. Cuatro goles en contra en 180 minutos han dejado al equipo sin sumar un puntos en las dos últimas jornadas. Un lastre demasiado grande si se quiere abandonar el furgón de cola de la clasificación.

Compartir el artículo

stats