Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cuestión de «orgullo y fuerza»

Sergio Asenjo, una de las voces más autorizadas del vestuario del Villarreal, asegura que «tenemos muchas ganas de solventar» la actual situación y destaca que el equipo «no baja los brazos» - «Debemos guiarnos por lo que hemos hecho bien», añade

Una cuestión de «orgullo y fuerza»

El «orgullo» y la «fuerza» son las dos cualidades que llevarán al Villarreal CF a alcanzar el objetivo de la permanencia en Primera División. O por lo menos así lo siente Sergio Asenjo, una de las voces más autorizadas del vestuario del conjunto amarillo. El portero palentino considera que es de destacar que, pese a la delicada situación por la que atraviesa el equipo -con un punto por encima de la zona de descenso-, el equipo se repone de cada golpe que sufre y eso dice mucho de «las ganas» que tienen por salir de ahí.

«Es de destacar que el equipo no baje los brazos. Sabemos que pase lo que pase debemos pelear hasta el final y el reaccionar después de lo que pasó en Vigo y de la estocada que supuso ese resultado (3-2), habla bien de nosotros. Tener ese orgullo y esa fuerza es de mérito y, sobre todo, habla de las ganas que tenemos de solventar esto», argumentaba el guardameta del submarino.

A lo sucedido en Vigo, cuando se pasó de ir ganando 0-2 a acabar perdiendo por 3-2, se sumó el pasado martes el empate a cuatro tantos contra el líder FC Barcelona en el tiempo de descuento. Una victoria que se escapaba en el último suspiro del encuentro en el Estadio de la Cerámica y que habría permitido a los villarralenses viajar a Sevilla el domingo con algo más de tranquilidad. «Se nos fueron dos puntos que viendo cómo fue la jornada hubieran sido dos puntos muy importantes para salir de ahí abajo», reconoció Asenjo tras recordar que el Huesca empató a tres con el Celta, que el Rayo perdió contra el Eibar (2-1) y que el Levante cedió ante el Athletic (3-2).

«La liga por abajo está muy abierta, todos nos jugamos algo y cada partido es vital. Hay gente que están peleando por arriba y otros por abajo, por lo que cada punto se pelea hasta el final», apostilló el portero del Villarreal para quien el equipo está trabajando bien y cuenta con la confianza suficiente como para ir a pelear a todos los partidos que restan hasta final de temporada. El próximo, el del domingo contra el Betis en el Villamarín.

«Debemos guiarnos por lo que hemos hecho bueno y trabajar en lo que no hacemos bien. Hemos hecho cosas bien y eso debemos hacerlo en el Villamarín, lo que hemos hecho bueno en estos partidos es el camino», reiteró Asenjo, quien advirtió que «debemos mejorar atrás, trabajar mejor en la seguridad defensiva. Si mejoramos eso seguro que podemos sumar los puntos fuera de casa».

Y es que el Villarreal ha dejado escapar numerosas rentas cuando iba por delante en el marcador y lo ha hecho por errores puntuales cometidos por la zaga. Por este motivo, en los entrenamientos realizados esta semana el técnico Javi Calleja ha estado haciendo hincapié en la parcela defensiva para que los jugadores sepan aguantar un marcador favorable en próximos encuentros y no dejen escapar más puntos de los que ya han dejado escapar los amarillos hasta la fecha.

La Liga encara su recta final y es fundamental para el cuadro de la Plana Baixa poder sumar de tres en tres para alejarse definitivamente de la zona de descenso y conseguir mantener la categoría de cara a la próxima temporada. Al Villarreal le queda por enfrentarse al Betis, Girona, Leganés, Real Sociedad, Huesca, Madrid, Eibar y Getafe.

Bacca, al margen

Carlos Bacca ha realizado trabajo de readaptación en los últimos dos días por una sobrecarga muscular. En principio, el delantero colombiano se volverá a poner hoy a las órdenes de Javi Calleja en la sesión preparatoria prevista en el Estadio de la Cerámica a partir de las 10. 30 horas. La sesión será a puerta cerrada y el equipo pulirá detalles de cara al encuentro del domingo contra un Betis que anoche jugó contra la Real Sociedad.

Compartir el artículo

stats