Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Los que me critican por decir que Suárez votaría al PSOE lo llamaban traidor»

Carlos Laguna, candidato del PSPV por Castelló.

Carlos Laguna, candidato del PSPV por Castelló. paco poyato/ACF

Carlos Laguna nació en 1953 en Melilla y a los 15 años se trasladó a Castelló. Es periodista y activista social y formó parte del CDS de Adolfo Suárez integrando el ala socialdemócrata. Representó a este partido en las Corts de 1987 a 1991 y el próximo 28 de abril regresará de la mano del PSPV-PSOE tras estar dos décadas dedicado a los colectivos de discapacitados a través de Cocemfe.

¿Qué le ha seducido para regresar a la política?

Fundamentalmente, las inquietudes sociales. Creo que es un momento importante para la política del país y creo que la gente ha de involucrarse. Ojalá mi ejemplo sirva para que muchos jóvenes se atrevan a dar el paso y se impliquen en la política. Doy el paso porque tengo el cliché centrista; milité en el CDS, nunca en la UCD, y en su última época era un partido de centro-izquierda cuyos programas los hacían Ramón Tamames, Raúl Morodo, Carlos Revilla, Fernando Castedo o Rafael Calvo Ortega. Siempre he estado más cerca de la izquierda que de la derecha. No voy a ser pretencioso y voy a decir que la vertiente social es patrimonio de la izquierda, pero en su conjunto la izquierda tiene más sensibilidad con los colectivos vulnerables. Así, ha habido desde 2015 una confluencia en la que el Pacte del Botànic ha sido muy rentable para los colectivos vulnerables. Y este ha sido uno de los factores que me han animado a volver. El presidente Ximo Puig destaca que la actual ha sido la legislatura para reparar cosas que se hicieron mal, y se necesitan cuatro años para seguir con las políticas sociales.

¿Y qué le argumentó Puig para presentarse?

Me preguntó qué disposición tenía y me comentó que el objetivo es continuar trabajando desde un punto social. He trabajado 20 años fuera con colectivos de discapacidad, pero desde dentro de la política hay mucho recorrido para legislar en favor de los derechos adquiridos. Mi objetivo no es solo este, sino también trabajar por Castelló en su conjunto.

¿Le gustaría dirigir alguna dirección general o conselleria relacionada con la dependencia?

Después de mi experiencia de 4 años de parlamentario, me gustaría hacer ahora un buen papel en las Corts y formar un lobby con otros diputados de Castelló en favor de la discapacidad. Cuando antes me preguntabas que me ha ayudado volver a la política han sido las 1,5 millones de valencianos que han recuperado la gratuidad de los medicamentos. En la anterior legislatura se cargó en los más débiles y hubo abuelas y abuelos que no pagaban los medicamentos para comprar alimentos a sus hijos y nietos. Ahora también hay 13.500 afectados por Hepatitis C en la Comunitat Valenciana que tienen los mejores tratamientos; y en el sistema de dependencia se ha pasado de una espera de cuatro años y 20.000 prestaciones en 2015 a 78.000 y un año y cuatro meses de espera en la actualidad.

¿Haría falta ahora otro CDS?

Haría falta ese centro que fuera catalizador entre izquierda y derecha, pero el PSPV-PSOE ahora recoge a muchos centristas de carácter socialdemócrata. El centro sociológico es uno de los mayores viveros de votos y el PSOE responde a muchas expectativas de esa gente de centro que en su momento dejó de votar. Yo insto a la gente que me acompañó a que vote por el PSPV-PSOE.

¿Considera que Ciudadanos es un partido de centro?

No creo que el CDS hubiese pegado los bandazos que ha pegado Ciudadanos. No creo que sea bueno que Rivera ponga un cordón sanitario político al PSOE porque la situación del país, que es complicada, necesita de voluntad política, para poder ser gobernado.

¿Se considera socialdemócrata?

Sí, ser socialdemócrata es favorecer los intereses de la mayoría y atender las necesidades de los más vulnerables y desfavorecidos.

Dijo en un acto electoral que si ahora viviera Adolfo Suárez y no tuviera partido votaría al PSOE...

Por decir esto me han llovido críticas de la derecha que nunca votó a Suarez, la que era más recalcitrante y lo llamaba traidor. Suárez fue evolucionando y no involucionando.

Pero el hijo de Suárez va de número dos de Casado...

No necesariamente un hijo tiene que heredar los genes políticos de un padre. Legítimamente puede utilizar a su padre, pero eso no significa que le dé caché de centrista. La derecha ha pegado bandazos en función de intereses electorales. La derecha nunca ha estado en el centro político.

¿Qué valoración hace del Pacte del Botànic?

El Pacte del Botànic, por el que nadie daba un duro, ha sido muy rentable para la sociedad valenciana. Ha llegado hasta aquí sin ningún escándalo, y se demuestra que cuando hay voluntad política entre tres partidos distintos se puede gobernar cuando se miran los intereses generales.

¿Cree que la izquierda mantendrá la mayoría?

Espero que sí, porque después de recuperar las políticas sociales, un gobierno de Puig necesita cuatro años más para asentar esas políticas.

¿Qué supondría un regreso del PP?

Sería una regresión por lo que se oye de sus líderes. El Pacte del Botànic ha apostado por la sanidad, educación y pensiones públicas. Es lo mismo que yo defendía en el CDS hace años, que lo público ha de estar por encima de lo privado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats