Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Propuesta

El PSPV recupera el proyecto del mayor parque de Castelló prometido ya en 1993

El nuevo Plan General permitiría ya fórmulas para obtener el suelo, desde el aprovechamiento urbanístico a la compra de parte del terreno e incluso expropiaciones - Ubicado entre el Palau de la Festa y el colegio Blasco Ibáñez, tiene 125.000 m2 de superficie

La actual alcaldesa y candidata socialista, Amparo Marco, recuperó ayer entre sus prioridades uno de los proyectos ambientales históricos de la ciudad: adecentar el terreno desde el Palau de la Festa y el colegio Blasco Ibáñez -en el entorno de la Ronda Este- para diseñar por fin el considerado mayor parque de la capital de la Plana. La idea no es nueva, pero Marco afirmó ayer que ahora, con el desarrollo del Plan General, sí que existen fórmulas para adquirir el terreno y poder impulsar este nuevo pulmón verde de la ciudad.

El parque ha ido apareciendo año tras año en los programas electorales de los partidos políticos sin que haya visto nunca la luz. Y el recorrido es largo. Fue a principios de los años 90 un grupo de empresarios habló de un proyecto para desarrollar urbanísticamente la zona este de la ciudad y construir el mayor parque de la ciudad. De hecho, se anunciaron viviendas con ventanas abiertas directamente a este pulmón verde. Las expectativas eran tales que se llegó a constituir la asociación de vecinos del Peri 18 para defender los intereses del barrio, sobre todo tras comenzar a ser motivo de promesas electorales por los partidos, en especial por el entonces alcalde del PP, José Luis Gimeno, y su concejal de Urbanismo, Alberto Fabra, quienes en 1998, meses antes de las elecciones municipales de 1999, llenaron de propaganda los buzones del distrito pidiendo el voto a cambio de construir la ansiada zona verde.

Pero esto no fue nada comparado con el proyecto megalómano que el entonces alcalde Alberto Fabra (PP) presentó en marzo de 2011, a solo dos meses de los comicios municipales. Nada menos que un Parque de los Niños valorado en 18.5 millones de euros de 14,8 hectáreas que iba a incluir, lagos artificiales, zonas de escalada, un teatro, pérgolas ajardinadas e incluso un minizoo. Por supuesto, 8 años después el lugar sigue siendo una sucesión de solares abandonados.

Con todo este panorama de fondo, Amparo Marco acudió ayer hasta la avenida Chatellerault, junto al Palau de la Festa, para dar detalles de un parque urbano de Castelló que tendrá unos 125.000 metros cuadrados situado junto a la ronda Este. La candidata socialista recordó que se trata de una reivindicación ciudadana que se remonta al año 1993 -curiosamente de un colectivo que ella integró en su día como representante vecinal-, proyecto que, «pese a las promesas de anteriores gobiernos, nunca se ha ejecutado».

A su juicio, «el Plan General que hemos aprobado en pleno sienta las bases de la obtención del suelo que posibilitará obtener los terrenos para desarrollar el que será el mayor parque urbano de Castelló, incluso superando los 121.000 metros cuadrados del Pinar, los 88.000 del parque del Auditorio y los 77.000 del parque Ribalta».

Con el objetivo de agilizar el desarrollo de esta dotación estratégica para la ciudad de Castelló, la líder socialista avanzó que la idea es obtener terrenos mediante aprovechamientos urbanísticos, sin descartar la compra de algunos de ellos o, en último lugar, la expropiación. En este sentido, Marco subrayó que «los socialistas anunciamos el proyecto cuando sabemos que tenemos las herramientas para conseguir los terrenos y podremos hacer realidad este parque ampliamente reivindicado por la ciudadanía».

Este proyecto aparece incluido dentro de la denominada 'Ciudad Sostenible', uno de los cinco bloques que integran el programa socialista inspirado en los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. Se trata de 24 medidas a las que se suman otras 12 de movilidad para hacer de Castelló «una ciudad más sostenible, eficiente y atractiva para vivir».

Otras actuaciones

Otra de las actuaciones que se quiere impulsar el próximo mandato son el parque de la Marjal, entre el Riu Sec y la acequia de la Obra, con el objetivo de potenciar los valores ambientales de la Marjaleria y mejorar los equipamientos con que cuenta esta zona de la ciudad.

La candidata socialista también se comprometido a impulsar el anillo verde periurbano, desarrollar el proyecto del corredor medioambiental del Río Seco y ejecutar la remodelación integral del Camí Caminàs como corredor verde que fomente su uso social y que permita poner en valor las ermitas de este camino histórico. Marco subrayó además la apuesta por fomentar los jardines verticales y las azoteas verdes; elaborar un plan director de arbolado y zonas verdes; redactar un protocolo de actuación ante episodios de contaminación atmosférica e impulsar el parque agrario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats