Los resultados han sido claros. El partido que ha ganado las elecciones en la Vall d'Uixó ha sido el PSOE liderado por la alcaldesa Tania Baños, la cual ha presidido el consistorio al lado de los dos partidos que han formado el tripartito que ha gobernado los últimos cuatro años.

De la mano de Esquerra Unida del País Valencià y Compromís se ha hará frente a un bloque de la derecha formado por el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, partido que irrumpe por primera vez en el pleno con un concejal.

En estas últimas elecciones los resultados han favorecido mas al PSPV-PSOE, el cual ha obtenido un apoyo de los votantes hasta lograr los 9 concejales con más de 6.000 votos. Aún así, no obtendría los sillones necesarios para gobernar en solitario la próxima legislatura que serían 11 de los 21 que componen el consistorio, por lo que se haría necesario el gobierno en coalición con otras fuerzas.

El momento de las negociaciones empezará en breve, en cuanto las direcciones de los partidos empiecen a buscar entre ellos un pacto de gobierno, en el que Baños «no sólo busca los apoyos necesarios para obtener una mayoría», ya que con el acuerdo que debería obtener con EUPV sería suficiente, sino que «también se busca que Fernando Daròs, líder y único edil de Compromís en el pleno durante la próxima legislatura, forme parte de este pleno, porque Compromís ha ejercido un buen papel y contar con ellos también supone avanzar en nuestro municipio», por lo que el Partido Socialista buscaría de nuevo un gobierno formado por los tres partidos que formarán el bloque de la izquierda «buscando hacer política desde la unión y el consenso para buscar la estabilidad del gobierno que se estableció en 2015».

Por tanto, según la voluntad manifestada por la secretaria general de los socialistas valleros, el bloque de la izquierda quedaría dentro del gobierno en su totalidad, ya que Podem no se sentará en el pleno municipal los próximos cuatro años. Estas son las declaraciones que ha hecho la actual alcaldesa y líder del PSOE local Tania Baños y es la demanda que ha retransmitido a la dirección del partido para empezar las negociaciones.