30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negociación

El PSPV espera que Compromís rebaje sus demandas para gobernar

Los socialistas descartan repetir el mismo Pacte del Grau y pretenden las áreas más importantes

Ignasi Garcia y Amparo Marco en un pleno del mandato saliente.

Ignasi Garcia y Amparo Marco en un pleno del mandato saliente. carme ripollés

El PSPV afronta las negociaciones para formar gobierno en Castelló en una posición de fortaleza tras los resultados del 26M y explorará la reedición de un acuerdo de izquierdas si sus dos actuales socios del Pacte del Grau rebajan sus demandas a la nueva realidad electoral.

«El mismo Pacte del Grau no se repetirá», afirman fuentes del partido, que indican que una segunda alianza sería muy diferente y que en la misma tendría una clara preeminencia el PSPV, de acuerdo a los resultados surgidos en los comicios del domingo. Los socialistas han subido de 7 a 10 concejales, mientras Compromís ha bajado de 4 a 3 y Podem de 4 a 2 En 2015, las negociaciones entre el PSPV, Compromís y Castelló en Moviment fueron de igual a igual. Entonces, el Partido Socialista era la primera fuerza del bloque de izquierdas pero perdió dos regidores respecto a 2011, Compromís aumentó de 2 a 4 y CseM irrumpió con 4 ediles. Así, Compromís exigió una importante cuota de poder en el equipo de gobierno y consiguió la vicealcaldía y departamentos de renombre como Cultura, Educación, Participación Ciudadana o Vivienda.

En la campaña, Compromís y Unidas Podem- CseM-EU se presentaron como las garantías de la continuidad del Pacte del Grau y de las políticas progresistas. Ahora, el PSOE pide a sus socios humildad, realismo y generosidad y que asuman un papel menor en un segundo pacto de progreso. En 2015, la diferencia entre socialistas y Compromís era de solo tres ediles y el 26M amplío esta distancia hasta los siete regidores. Los socialistas doblan en ediles incluso a la suma de Compromís y Podem, cuando hace cuatro años los dos juntos superaban al PSOE. De hecho, en el mandato saliente CseM y Compromís hicieron pinza contra los socialistas en algunos desencuentros registrados en el Pacte del Grau, como en las destituciones de Ali Brancal y Juan Ángel Juan Ángel Lafuente de la vicealcaldía y la dirección de la oficina europea respectivamente.

En las nuevas circunstancias, el grupo de Amparo Marco reivindicará la asunción de las principales áreas de gobierno. Quieren arrebatar a Compromís las concejalías de Cultura y Deportes, dos departamentos con una notable proyección pública. Asimismo, la vicealcaldía para la formación valencianista también está en el aire. Sería un pacto de izquierdas pero con la marca del PSOE situada por encima de Compromís y Podem.

En el PSOE gusta como segunda alternativa la posibilidad de gobernar en solitario con acuerdos puntuales con Compromís y Podem, pero en el seno del partido son conscientes de que esta posibilidad no será avalada por las otras dos formaciones y que de esta manera la gobernabilidad sería complicada, ya que al Partido Socialista le falta cuatro ediles para alcanzar la mayoría absoluta. La tercera opción sería la de Ciudadanos, pero se presenta como una entelequia. La militancia no quiere ver a Cs en pintura y la agrupación local de Ciudadanos está inmersa en plena crisis interna.

Falta una semana y media para que se constituya la nueva corporación municipal y el PSPV no tiene prisas para entablar negociaciones. La pelota, entienden los socialistas, está en el tejado de Compromís y Podem y son ellos, sostienen, los que deben dar el primer movimiento. Ambos mantienen su mensaje de la campaña electoral e insisten en presionar al PSOE para que defina «si quiere un gobierno de progreso». Así lo remarcó la ejecutiva local de Compromís celebrada en la tarde del martes. En la misma se puso de manifiesto que se ha fallado en dar a conocer el trabajo realizado en estos cuatro años y se exigió al Partido Socialista que «aclare ya si quiere seguir gobernando con ellos o se acerca a la «derecha» que representa Ciudadanos. En un comunicado recordó que «continuar con las políticas de progreso es incompatible con un pacto» con la formación de Albert Rivera.

Consejo de Podemos

El consejo ciudadano de Podem Castelló, reunido el martes, ha ratificado su intención de entrar en un posible gobierno. a diferencia de en 2015, que se negó. También ha debatir con el resto de partidos de la confluencia para determinar la hoja de ruta.

Compartir el artículo

stats