30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El TSJ frena el ascenso del exsenador del PP Altava y lo mantiene como juez raso

El exsenador del PP niega que aspirara a una plaza en el alto tribunal: «Estoy contento de volver a trabajar en Castelló, mi querida tierra»

El juez Manuel Altava retomará su trabajo en la magistratura, luego de 11 años como senador del PP por Castelló, en el mismo puesto que dejó cuando dio el salto a la política, a saber, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Castelló.

El TSJ acordó ayer por unanimidad adscribir al exsenador en esa plaza y frenó en seco su posible ingreso en el Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal de la Comunidad Valenciana. Altava negó que aspirara a retomar su actividad en el alto tribunal valenciano y expresó su «felicidad» por volver a la oficina judicial de Vigilancia Penitenciaria: «Estoy muy contento de volver a trabajar en Castelló, mi querida tierra».

El pleno de la sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) acordó ayer adscribir al magistrado Altava al juzgado de vigilancia penitenciaria de Castelló. El alto tribunal informó que la decisión se ha adoptado con la unanimidad de todos los integrantes del órgano de gobierno.

La posibilidad de que Manuel Altava ingresará como magistrado adscrito del TSJ provocó, según ha podido constatar este periódico, que dieciséis de los 20 magistrados de la sala de lo contencioso del TSJ emitieran un escrito rechazando ese extremo. La posición de estos magistrados también fue respaldada por las asociaciones de Jueces para la Democracia y Francisco de Vitoria.

Los dieciséis jueces de la sala de lo contencioso del TSJ remitieron un escrito a la presidenta del tribunal, Pilar de la Oliva, en la que exponían los argumentos de su rechazo a la posibilidad de que el exsenador popular quedará adscrito a esa sala en su reingreso a la magistratura. En primer lugar, porque, de acuerdo a la legislación vigente, Altava «debe ser adscrito al orden jurisdiccional penal, único del que procede», conforme el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial que aprobó su reintegró en la magistratura y que preveía el reingreso en el servicio activo del magistrado Manuel Altava y también acordó su adscripción a los juzgados de Castelló, en la orden jurisdiccional penal y en concreto en un juzgado de vigilancia penitenciaria. Estos jueces también esgrimieron en contra de Altava su falta de experiencia en el orden de lo contencioso-administrativo y la inexistencia de plazas vacantes.

Altava negó ayer que hubiera solicitado su ingreso en el TSJ y aseguró que, «en todo momento he perseguido que mi reingreso en la la magistratura se hiciera de acuerdo a la ley vigente». «Por tanto, me he visto en una polémica que yo no he motivado en ningún momento», remarcó el exsenador del PP.

Compartir el artículo

stats