30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Puedo estar ralentizada pero siento que sigo valiendo mucho»

De la Isla asegura que le ha cambiado la vida.

De la Isla asegura que le ha cambiado la vida. carme ripollés

La mayoría de edad fue el punto de partida en el que la esclerosis múltiple afectó a Mari Carmen. Más de 36 lleva siendo víctima de esta enfermedad. «Antes no se conocía como ahora, cuando me dio el brote me hicieron una pruebas para descartar que fuese un tumor cerebral, y hasta que al cabo de unos meses no me hicieron una resonancia no detectaron que tenía esclerosis múltiple», expuso Mari Carmen.

El tratamiento para ralentizar la evolución de la esclerosis múltiple se hace con interferón, unas proteínas de respuesta ante células tumorales entre otras cosas. «A mi me trataron con corticoides porque el interferón no existía en aquel entonces, y tras unos 10 años me recuperé de como estaba al principio», comentó la afectada.

No obstante, a pesar de hacer deporte, trabajar y una vida normal, «el brote de hace tres años me ha cambiado la vida», añadió Mari Carmen. «No tengo nada que ver con lo que era antes, pues la enfermedad me ha ralentizado, tengo mucha fatiga y dolor, a veces pierdo la coordinación y sufro mucho dolor debido a las contracturas que tengo», explicó la paciente.

Asimismo, Mari Carmen relató que «el primer tratamiento de interferón me dejaba fuera de combate dos o tres días; pero este segundo lo llevo mejor, aunque es andar un poco y tengo que descansar. Hago cualquier cosa y me tengo que tumbar, y hay días que con el calor no puedo».

«Espero mantenerme en marcha en la medida de lo posible porque yo lo que quiero no llegar a estar en silla de ruedas», explicó Mari Carmen, a lo que añadió: «intento no perder el ánimo y estoy conociendo a bastante gente de la asociación que nos está ayudando tanto física como psicológicamente como apoyo».

Las ayudas de las entidades y donaciones son la mayor vía para la investigación de la enfermedad. «Está bien que el Ayuntamiento y el tejido empresarial nos ayuden, igual que la Administración va ayudando algo, pero hay que hacer más; y menos mal que la asociación está ahí. Sabemos que ahora mismo no hay cura pero a medida que avanza la ciencia y las células madre se podrá mejorar la calidad de vida de las personas», remarcó Mari Carmen.

Compartir el artículo

stats