Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura mantiene la exclusión de los ganaderos taurinos de las ayudas

El Síndic de Greuges admite la queja presentada por la asociación de "bous al carrer"

Festejo taurino celebrado en Almenara durante las fiestas patronales.

Festejo taurino celebrado en Almenara durante las fiestas patronales. levante-emv

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana ha admitido a trámite la queja que planteó el miércoles la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer, respaldada por el sindicato AVA-Asaja, denunciando el agravio comparativo que supone haber sido excluidos de las ayudas a la ganadería por la covid-19 de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural y Emergencia Climática dirigida por Mieia Mollà, de Compromís.

La Conselleria de Agricultura, por su parte, argumentó ayer que no ostenta las competencias en materia de espectáculos taurinos. El propio ministro de Agricultura, Luis Planas, indicó el pasado 30 de abril en la conferencia sectorial con las comunidades autónomas que no contempla ayudas al sector del toro de lidia y res brava porque no es el organismo competente.

El decreto de ayudas al sector ganadero añaden, tiene relación con la imposibilidad de comercialización de productos agroalimentarios a través de los canales de distribución, principalmente del canal de hostelería, restaurantes y cafeterías, así como de los mercados de proximidad. Lo anterior dejaría fuera de las ayudas a las reses destinadas a los festejos taurinos.

Los ganaderos acusan a Compromís de «sectarismo ideológico» y de intentar «asfixiar» al sector de la res brava que sostiene los festejos de los « bous al carrer», cuya celebración ha quedado en suspenso en muchos municipios por la crisis de la covid. La falta de ayudas, afirman los ganaderos, obligará a sacrificar a 6.000 reses bravas que los ganaderos no podrán mantener por la falta de ingresos de las fiestas.

El presidente de la Asociación de Peñas Taurinas, Vicente Nogueroles, apuntó ayer que las subvenciones no están dirigidas a sufragar los festejos sino a evitar que los animales tengan que ser sacrificados por no poder hacer los ganaderos frente al gasto de alimentación. Antes que verlos sufrir prefieren sacrificarlos», apuntó. Los ganaderos de reses bravas y lidia critican la exclusión de este colectivo de las ayudas autonómicas destinadas a los sectores agrícolas y ganaderos afectados por la covid-19 y por ello han anunciado movilizaciones «cuando la crisis sanitaria lo permita, a las puertas de la Conselleria de Agricultura».

Apoyo institucional

El director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuestas a las Emergencias, José Mª Ángel, incidió en que en la Comunitat hay algo más de 100 ganaderías de reses bravas consideradas «un sector absolutamente importante» que contribuye al PIB valenciano y entiende que «es una obligación de los gobernantes ayudar a todos los que se han visto afectados por esta crisis, sin excluir a nadie». A instancias de la Federació de Penyes de Bous al Carrer, Ángel se reunirá por video conferencia con esta entidad y la asociación de ganaderos para estudiar esta situación y escuchar su postura.

La suspensión de los festejos populares está dejando a los ganaderos sin el 99 % de sus ingresos anuales, mientras que se mantienen los costes de alimentación y sustento de los animales, afirman los ganaderos.

Según las estimaciones de los ganaderos, las pérdidas que las explotaciones valencianas pueden alcanzar este año los 84 millones de euros, mientras que el impacto total derivado del cierre de los festejos asciende a 300 millones.

Compartir el artículo

stats