Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Open Arms pone a punto en Burriana el barco para rescatar personas más grande del Mediterráneo

Open Arms elige el puerto de Castellón para culminar su apuesta más ambiciosa que permitirá albergar a más de 300 personas

El puerto de Burriana acoge la puesta a punto del espectacular nuevo barco de rescate de Open Arms.

El puerto de Burriana alberga la puesta a punto de un espectacular barco para rescatar personas más grande del Mediterráneo. La ONG Open Arms ha elegido Castellón para la puesta a punto de su apuesta más ambiciosa, con una nueva embarcación que prácticamente es el doble de la que tenían hasta ahora, pasando de 37 metros de eslora a 66, y que podrá acoger a más de 300 personas.

Según informan en un comunicado, "desde hace un tiempo la dureza de las misiones búsqueda y rescate en el Mediterráneo central han puesto de manifiesto la necesidad de incorporar a la flota un barco de mayor tamaño, con el fin de dar apoyo al Open Arms y, eventualmente, sustituirlo en sus funciones, siempre con el objetivo de estar presentes el mayor tiempo posible protegiendo las vidas de los más vulnerables con seguridad".

Más de 7.300 salvamentos

Desde la organización detallan que "en sus más de 50 años de existencia, el remolcador Open Arms ha navegado el equivalente a más de 2 vueltas al mundo en misiones humanitarias en el Mediterráneo central desde que le diéramos una segunda vida con su incorporación a la flota humanitaria en 2017 y, lo más importante, ha rescatado a más de 7.300 personas en el mar".

Sin embargo, Open Arms recalca que "se ha hecho patente la necesidad de tener un barco de mayor tamaño que pudiera afrontar con mayor seguridad las misiones en el mar debido a las crecientes dificultades a las que allí nos enfrentamos. En lo que llevamos de año, el número de personas que han perdido la vida en el Mediterráneo intentando alcanzar Europa ha superado las 1.555, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)".

Proyecto filantrópico

Ante esa necesidad Enrique Piñeyro, filántropo argentino que inició su estrecha colaboración con Open Arms a través de la ONG Solidaire que dirige, con vuelos humanitarios a la India y Mozambique, se ha sumado a la misión en el mar mediante la cesión a la organización del buque Open Arms Uno. Su valiosa contribución va destinada a renovar la presencia de la entidad en la zona más mortífera del planeta y así poder proteger con mayor seguridad las vidas más vulnerables que Europa deja a la deriva

Por otro lado, desde Open Arms afirman que "la deliberada y sostenida inacción de la UE y de los Estados no hace más que reforzar la importancia de incorporar un nuevo activo que nos ayude a seguir con nuestro compromiso de proteger la vida humana allá donde sea necesario".

Características del nuevo barco

El Open Arms Uno fue construido en Noruega en el 2000 y ha desempeñado labores como buque polivalente de apoyo en alta mar, realizando tareas de salvamento marítimo y de transporte de materiales y equipos en el Mar del Norte.

El nuevo buque tiene 66 metros de eslora (longitud), 15 metros de manga (anchura), un tonelaje más de 4 veces superior al viejo remolcador Open Arms y una cubierta de 353 metros cuadrados en la que puede aterrizar un helicóptero en caso de emergencia y evacuación.

El Open Arms Uno llevará a bordo 4 lanchas semirrígidas,​ también conocidas como RHIB, y permitirá acoger a unas 300 personas, un número que, en caso de emergencia y sin hacer peligrar las condiciones del barco, podría ampliarse. Además, cuenta con 31 plazas para tripulación y un hospital con 26 camas.

Compartir el artículo

stats