La Audiencia Provincial de Castellón ha absuelto a Recaredo del Potro y José Luis Martínez Dalmau, los directivos de la concesionaria Escal UGS acusados por el caso Castor, el almacén de gas ubicado frente a las costas de Vinaròs. La sentencia, a la que ha tenido acceso Mediterráneo, diario del mismo grupo editorial que Levante-EMV, también absuelve a la empresa del delito contra el medio ambiente y los recursos naturales que Fiscalía reclamaba.

En concreto, los absuelve del delito "contra el medio ambiente y los recursos naturales, con riesgo para la vida e integridad física de las personas, con ocultación de información a la administración y con un grave riesgo de deterioro irreversible o catastrófico por el que venían acusados, sin hacer declaración sobre responsabilidad civiles derivadas del delito".

El juicio del caso Castor se desarrolló durante once sesiones en los meses de octubre y noviembre, en la Ciudad de la Justicia de Castelló, con la participación de numerosos testigos y peritos. En las conclusiones, la Fiscalía retiró el término de «riesgo catastrófico» de las acusaciones al considerar que no se había acreditado. No obstante, mantenía la petición de seis años de cárcel por delito medioambiental para Recaredo del Potro y José Luis Martínez Dalmau, expresidente y ex consejero delegado de Escal UGS, la empresa que impulsó el almacén de gas Castor, frente a la costa de Vinaròs. La acusación particular, por su parte, mantuvo su petición de cinco años de cárcel para los directivos de Escal, e indemnizaciones para los 128 afectados de la asociación Aplaca.