Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan en Castelló la mezquita más antigua de Al-Andalus

Se trata de un conjunto arqueológico cuya fecha de construcción se ubica a finales del siglo VIII y principios del IX

5

La mezquita del Tossal de la Vila, la más antigua de Al-Andalus, está en Castelló ED

Un importante hallazgo arqueológico se ha producido en la Comunitat Valenciana, concretamente en el municipio castellonense de la Serra d'en Galceran: se trata de la mezquita más antigua de Al-Andalus que fue construida a finales del siglo VIII o inicios del siglo IX en el interior del recinto fortificado del Tossal de la Vila.

El equipo de investigación coordinado desde el Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas de la Diputació de Castelló ha dado a conocer este valioso descubrimiento de la arqueología medieval española mediante un artículo publicado en la prestigiosa revista científica Lvcentvm. Esta fortaleza amurallada, que se levanta imponente a casi mil metros de altura, fue erigida como vigía en la bifurcación de las dos principales vías de comunicación que, desde València, se dirigían hacia las ciudades fronterizas de Zaragoza y Tortosa.

Los resultados de estas excavaciones tienen un importante valor científico, al tratarse de una de las mezquitas más antiguas edificadas en la península ibérica

decoration

El oratorio, destinado a dar servicio a los ocupantes de este recinto, estaba enterrado casi por completo y hasta el año 2017 no se pudo realizar un primer levantamiento topográfico y comprobaron que se trataba de un edificio de grandes dimensiones con una orientación muy significativa. La hipótesis inicial, que planteaba la posibilidad de encontrarse ante una mezquita, se ha visto confirmada tras tres años de excavaciones en extensión que han permitido conocer al detalle toda su historia.

Según explican los expertos, un factor clave para su identificación como mezquita fue su orientación en sentido sureste, aprovechando el alba durante el solsticio de verano para alinear correctamente la alquibla, el muro sagrado del edificio. Tanto este caso como el de otros oratorios pertenecientes al período islámico temprano, como los localizados en El Molón de Camporrobles, en la provincia de Valencia, o en La Graja de Higueruela (Albacete), indican que los métodos de orientación más extendidos en esta etapa fueron los vinculados a la astronomía popular, que se aprovechaba de la posición conocida de las estrellas en ciertos momentos del año.

Características de la mezquita del Tossal de la Vila

En cuanto a la planta del edificio descubierto, este disponía de una pequeña puerta de acceso protegida por un soportal techado, que servía de antesala a la nave principal de oración, de unos 60 metros cuadrados, además de contar con la particularidad de disponer de dos nichos para destacar la pared sagrada hacia la cual debían orientar los rezos los creyentes, cuando lo habitual es la existencia de tan solo uno. En el interior se ha encontrado un espacio diáfano sin mobiliario ni restos arqueológicos de su momento de uso, a excepción de dos pequeños depósitos de cenizas como resultado de la calefacción de la sala mediante brasas.

Restos hallados de la mezquita del Tossal de la VIla SIAP

Los resultados de estas excavaciones tienen un importante valor científico, al tratarse de una de las mezquitas más antiguas edificadas en la península ibérica. No hay que olvidar que el inicio de la construcción de la mezquita de Córdoba, así como el de los primeros oratorios de las principales ciudades de Al-Andalus, no se produjo hasta finales del siglo VIII, por lo que sería contemporánea de la mezquita del Tossal de la Vila.

Otro de los aspectos sobre los que llaman la atención los arqueólogos es "su carácter precoz al localizarse el yacimiento castellonense en un contexto absolutamente periférico, a más de dos jornadas de viaje del centro urbano más cercano, la medina de Tortosa". Tanto la Diputació de Castelló como el propio Ayuntamiento de la Serra d’en Galceran, ahora también con la colaboración de la Universitat Autònoma de Barcelona, están impulsando este yacimiento que ya cuenta con diversas actuaciones de musealización que facilitan una visita en la que se combina el patrimonio arqueológico y unos paisajes incomparables.

Compartir el artículo

stats