En la medianoche del sábado al domingo se produjo un suceso en el Grao de Castelló para el que, por el momento, no hay explicación. Una menor recibió una puñalada por la espalda de un desconocido cuando paseaba con unas amigas por la avenida del Mar. La chica está bien, solo requirió de varios puntos de sutura, pero la indignación por lo sucedido se ha extendido entre familiares y conocidos, por la impunidad de la autoría y porque la historia podría haber tenido un final mucho más trágico.

Un grupo de amigas paseaba por la avenida del Mar, en el Grao de Castelló cuando una de ellas se arrodilló repentinamente. Avisó a sus compañeras quejándose. Una de las chicas miró en la zona donde indicaba que le dolía y no tardó en comprobar que tenía sangre. Alguien la había agredido con una arma blanca.

Nadie de su círculo cercano se explica qué pudo haber pasado porque «ellas caminaban tan normal», han indicado fuentes consultadas por este periódico.

Fuentes de la Policía Local de Castelló indican que sobre las 23.31 horas recibieron un aviso del 112 en el que alertaban de que había una persona herida en la calle Serrano Lloberas. Al personarse en el lugar indicado comprobaron que se trataba «de una joven de 16 años que había sido lesionada en la espalda con una navaja».

Una ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) fue movilizada para atenderla in situ. A continuación fue trasladada hasta el Hospital General. Ya ha recibido el alta.

Otro aviso poco después

Poco después, la policía portuaria alertaba de que «unos jóvenes habían sido agredidos por otro grupo». Una patrulla de agentes locales fue hasta un restaurante de la zona del puerto donde, según explican, esos jóvenes se habían refugiado. Uno de ellos indicó que «le habían agredido tras una discusión, huyeron de ellos y se escondieron en el restaurante». El chico aseguró que la joven herida era amiga suya, por lo que cabe la posibilidad de que ambos incidentes estén relacionados. La Policía Local confirma que se han realizado diligencias y que los hechos «están siendo investigados».

La preocupación que suscita este suceso es que la herida pudiera haber sido víctima de una agresión al azar, pues aseguran que iban caminando por la zona tranquilamente. Solo confirman que instantes antes, en la plaza donde estaciona el Tram, habían presenciado una pelea, pero en la distancia.