16 de mayo de 2010
16.05.2010

«Los programas intergeneracionales promueven el envejecimiento activo»

Los psicólogos Pinazo y Bendicho hablan del nuevo reto social que supone atender a los mayores

16.05.2010 | 07:30
Sacramento Pinazo, Javier Bendicho y Adolfo Bellido.

­
Al igual que ha ocurrido con el cambio climático, nadie, en su sano juicio, cuestiona en este momento el cambio demográfico global. La inversión de la pirámide poblacional conmina a las sociedades desarrolladas occidentales a un urgente cambio de modelo, un nuevo reto social, político y económico que afronte con decisión e imaginación el futuro escenario demográfico. El director de las Aulas de la 3ª Edad de València - L´Eixample, Javier Bendicho, afirmó que «es la primera vez en España que el número de personas mayores de 65 años es superior (16,9%) al de jóvenes menores de 16 años (15,6%) y el colectivo formado por los mayores de 80 años sigue aumentando. Actualmente, representa el 28% de los mayores de 65 años.
Teniendo en cuenta que los dependientes constituyen el 25% de los mayores de 65 años, según cifras facilitadas por el Observatorio de la Dependencia del Imserso, este psicólogo tiene claro que el resto —75% de mayores de 65 años— «están en condiciones de seguir proyectando su vida, de formarse y de participar activamente en la sociedad». No obstante, Bendicho aseguró que falta mucho camino por recorrer y cuestionó «el modelo de ocio» aplicado por las administraciones en sus políticas para la 3ª edad. «La valoración de la sociedad sobre el envejecimiento no es positivo, explicó Bendicho, y la ignorancia y el desconocimiento entre generaciones es todavía muy grande».
Sacramento Pinazo, profesora de Psicología Social de la Universitat de València, abundó en esta cuestión y reclamó «la creación de más programas de participación social para mayores que combatan la exclusión a la que se ven abocados la mayoría de nuestros viejos. No hacen falta más hogares de jubilados sino centros intergeneracionales.»
Organizada por la Associació d´Amics de la Nau Gran con motivo del ciclo de actividades en torno al II Concurs de Pintura i Fotografia expuesto en el Club Diario Levante, la charla coloquio protagonizada por estos dos especialistas en personas mayores puso sobre la mesa las últimas recomendaciones hechas por la Unión Europa bajo presidencia española y que con el título «Solidaridad internacional para un envejecimiento activo y saludable» ha declarado 2012 «Año Europeo de la Solidaridad entre Generaciones». Entre las prioridades de este plan, Pinazo destacó «la mejora de la salud, la educación a lo largo de la vida, la vida laboral activa y la participación social», entre otras.
Por su parte, la Organización Mundial de la Salud indica que «el envejecimiento activo es mover la cabeza, el corazón, las relaciones sociales y la participación. Precisamente, aseveró Pinazo, los tres pilares sobre los que se fundamenta el envejecimiento activo: la participación, la salud y la seguridad». La fundadora y directora hasta 2009 del Programa universitario para mayores de 55 años de la Nau Gran habló de «la generatividad o "preocupación por establecer y guiar a la nueva generación" (término acuñado por el psicólogo Erik Erikson) que, traducida en actos de cuidado, es lo que define la madurez psicosocial de los años adultos. La generatividad, explicó Pinazo, abarca un amplio abanico de actividades en el contexto social y cultural (la productividad, el liderazgo, el cuidado comunitario e interpersonal no familiar, el cuidado a otros a través del voluntariado, la participación cívica/social/política, el asociacionismo, los programas culturales, formativos y culturales y los programas intergeneracionales) además del ámbito familiar (el cuidado de familiares dependientes, la ayuda a los hijos y nietos). La interdependencia entre las generaciones más jóvenes y las de más edad caracteriza las relaciones adultas generativas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook