26 de junio de 2010
26.06.2010

Liberar la imaginación

Fernando Franco

26.06.2010 | 07:30

Si el erotismo es, según Freud, el motor de la vida, transformarlo en problema puede generar serias complicaciones psíquicas y somáticas, además de disminuir la demografía. Se producen reacciones diversas cuando Eros convoca a su parroquia: alegría, en unos; angustia o alarma, en otros. Sobre la extinción de la pulsión, Buñuel recuerda en su autobiografía que «fue una liberación cuando llegó su desaparición». Poco tiempo después, con 77 años, iniciaba el rodaje de su corrosiva Ese oscuro objeto del deseo, nominada al Oscar. La cineasta Laura Mañá construye en su ultimo largo una delicada comedia desde una mirada diferente. La película es capaz de desvirtuar tabúes y suficiente para inducir a recuperar estimulantes primaveras a otoñales resignados. Su relato nos muestra un abanico de posibilidades sobre cómo se puede disfrutar de lo olvidado y descubrir lo desconocido, aunque alguno crea saberlo todo. En la Norteamérica de los 70, territorio de la liberación sexual, la socióloga Shere Hite desveló que la mayoría de casadas no conocían el orgasmo. En La vida empieza hoy, Mañá nos recuerda con ternura femenina y unas gotas de humor que el mayor estímulo es liberar la imaginación y eso puede significar volver a vivir. Una película para todos, incluidos los que han perdido la sonrisa.

f.franco@ono.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine