15 de octubre de 2010
15.10.2010

Miguel Álvarez rinde tributo al piano de salón

09.10.2010 | 07:30
El pianista y doctor en Música por la Universitat de València Miguel Álvarez-Argudo interpretó una selección de piezas grabadas en el CD El piano fin de siècle.

Por encargo del IVM, el músico de Xirivella recupera y graba partituras de cinco compositores valencianos tardorrománticos

­
«Cuando el Institut Valencià de la Música me ofreció la posibilidad de grabar un CD de compositores valencianos tardorrománticos, apliqué tres criterios en la selección del contenido: que el compositor tuviera una producción abundante, que las obras elegidas mostraran un nivel pianístico notable y que fueran fieles al periodo en pensamiento y estética. Éste es resultado.» Con esta palabras presentó el CD El piano fin de siècle su intérprete el pianista valenciano Miguel Álvarez-Argudo. Tras una ardua labor de investigación y de búsqueda de partituras en la Biblioteca Valenciana y archivos privados, Álvarez ha recuperado para la Colección Patrimonio Musical Valenciano del IVM una hora de música perteneciente a cinco compositores valencianos nacidos todos ellos a mediados del siglo XIX.
Segura, Espí, Amorós, Peydró y Chapí tienen, sin duda, un denominador común que, como afirma el musicólogo Manuel Sancho en sus notas al disco, no es otro que «su tributo al piano de salón, imprescindible en las veladas o soirées burguesas del siglo XIX». «La música del disco, señaló el profesor de Composición del Conservatorio Superior de Castellón, César Cano, es agradable y muy elegante en su factura, aunque, apuntó el músico valenciano, hubiera sido deseable más información sobre los compositores.» Por su parte, el pianista Bartomeu Jaume habló de los riesgos que siempre corre un intérprete cuando se enfrenta a una música desconocida. «La capacidad de un músico para abordar repertorios poco frecuentados apela a su formación y ambos le debemos mucho en ese sentido a nuestro desaparecido maestro Perfecto García Chornet. La máxima preocupación de un intérprete
—afirmó Jaume— no sólo está en tocar bien sino en hacer entender al público la música que interpreta.»
Finalmente, Inmaculada Tomás afirmó que «para el IVM siempre ha sido prioritario sacar a la luz y grabar nuestra música, nuestro patrimonio musical, y este disco sonoro, y también visual por la importante documentación que aporta, es buena prueba de ello».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine