29 de octubre de 2010
29.10.2010

Tiempos que no volverán

23.10.2010 | 07:30

Fernando Franco

El vitalista espíritu positivo de Albert Espinosa, joven guionista que venció un proceso neoplásico, se hace contagioso en Héroes, un relato de jóvenes en el verano que perdieron la inocencia. La música, las miradas y la ilusión de los protagonistas llevan a cualquier espectador a reencontrarse con momentos que parecían alejarse. En un pequeño pueblo catalán, leyendas maravillosas que cuentan las abuelas convencen a unos adolescentes de que los sueños pueden hacerse realidad con sólo esforzarse por ellos. Héroes tiene algo del Spielberg que soñó con E.T. y también recoge matices de otros títulos de esa época como el entusiasmo enfrentado que aparece en Quadrophenia (1979) o la intensidad juvenil que George Lucas retrató en American Grafitti (1973). Un entusiasmo que también atrapó a Loquillo cuando le dedicó al filme de Lucas John Milner, una emotiva balada con versos que aún aprisionan gargantas sensibles: «No volverán los viejos tiempos/la amistad/nuestra pequeña libertad/el tren sin rumbo/un día que los muchachos del verano se dijeron adiós».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine